Gracias a la denuncia del departamento de ecología del municipio de Rincón de Romos, esta mañana personal de la PROESPA acudió al lugar a clausurar 9 ladrilleras que operaban sin los permisos correspondientes.

Estas ladrilleras ya habían recibido una primera inspección. En este sentido, se les solicitó los permisos para laborar, a saber: el permiso de impacto ambiental, de quema, de transporte de materia prima y el de tierra para la elaboración de los ladrillos.

Asimismo, la procuradora Ofelia Patricio Castillo comentó que los dueños de estos establecimientos no han podido demostrar de dónde proviene el material que se utiliza para la quema, incluso algunas de ellas han utilizado desechos: “en algunos casos es basura; en algunos casos se ve leña, pero no nos comprueban el origen de la leña.”

En el Estado existen aproximadamente 280 ladrilleras, en lo que va del año, se han clausurado 11 de estos establecimientos, mismos que ya habían recibido varios reportes, principalmente en la zona sur de la ciudad. A este respecto, Ofelia Patricio Casitllo señaló:

“Yo creo que antes de pensar en un programa de control, sí debe de haber esa concientización de que se deben de tener todos los permisos.”

Finalmente, la procuradora reafirmó la importancia de que las ladrilleras cuenten con todos los permisos correspondientes, para controlar de una mejor manera este tipo de establecimientos.

 

Para Centuria Noticias: Eduardo Luévano

e.luevano@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here