Ya son 3 años de la muerte del joven Luis Fernando “Rojo” Ferra, de 24 años. Tres años sin que haya justicia que honre su trágica muerte a manos de un conductor imprudente durante la Marcha del Orgullo Gay del 2016. El asesino además sigue conduciendo en las calles de la ciudad.

Mónica Aguilar, madre de “Rojo” Ferra, señaló que el 10 de mayo, cuando se emitió la sentencia condenatoria, se le otorgaron tres años de prisión al imputado; sin embargo, la sentencia fue apelada y el imputado lleva el proceso penal en libertad, pues solamente acude a firmar cada semana como medida cautelar.

“Es muy fácil decir medidas cautelares y que toda su pena será que vaya a firmar cada semana, ¿ése es el gran castigo que tiene? Ni siquiera ha dejado de conducir un vehículo. Yo misma me lo he encontrado conduciendo de la misma forma imprudente. Nosotros demandamos 4.6 años en prisión y 3 veces el tanto de la reparación material del daño, ¿no lo puede pagar? Que se vaya a bote. Yo lo que quiero es que nos hagan caso y que de verdad nos otorguen lo que estamos pidiendo, porque no hay manera de que pague lo que hizo”.

La sentencia aún no es definitiva y se espera que en el siguiente medio año se dé resolución a la misma.

 

Para Centuria Noticias: Axel García

s.garcia@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here