Aceptó Tere Jiménez el pacto de no a la guerra sucia que el candidato Arturo Ávila le propuso, con el objetivo de llevar campañas limpias y orientadas a las propuestas.

La candidata del Partido Acción Nacional (PAN) señaló que estaba en disposición de hacer una campaña limpia y que siempre se había caracterizado por llevar procesos tranquilos en este aspecto.

Arturo Ávila habría afirmado que todo acto mal hecho por el municipio se diría, así como que denotaría públicamente cualquier intento de guerra sucia, para el candidato de Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), la guerra sucia consiste en alusiones personales y no en la crítica al trabajo que se ha ejecutado en la administración que llevó Tere Jiménez.

 

Para Centuria Noticias: Axel García

s.garcia@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here