-¿Cuánto tiempo llevas viviendo aquí?

-Seis años, ¿y tú?

-Voy a cumplir dos

-¿Y estás contenta?

-Pues…ssssiii…Es una ciudad muy bonita, muy limpia y bastante segura

-¿Por qué dudaste entonces?

-Bueno, no acabo de integrarme bien a la gente

-¿Y eso te preocupa?

-Un poco, pero me imagino que es cuestión de tiempo

-Puedes dejar de preocuparte desde ahorita. No vas a integrarte nunca

-Bájale, soy medio mula pero tengo mis virtudes

-Los aguascalentenses no van a aceptarte nunca y no porque seas de una manera o de otra. Hay mil mejores que tú y mil peores, pero a estos últimos, si son hidrocálidos, todo se les perdona, después de todo sus papás eran cuates, sus abuelos se iban juntos de parranda, sus bisabuelas intercambiaban recetas de cocina. Ellos son una gigantesca y cerrada familia que no acepta a nadie que no lleve aquí un mínimo de 20 generaciones y, si además eres “chilaquil”, ol-ví-da-lo

-¿No estás siendo un poco radical?

-No, esta gente “buena” no va a abrirte nunca las puertas de su casa. Si quieres integración es más fácil que la encuentres en los municipios que entre la high

-Ah que la fregada! Pensé en mudarme a Puebla, pero lo descarté porque oí por varios lados que la gente es muy “cerrada”. No es justo!, en el Distrito aceptamos a toda la provincia, venga de donde venga!

-Estoy de acuerdo, incluso allá nadie te pregunta de dónde eres y aquí es como pregunta obligada: “¿de dónde eres?”. ¿Pensabas que era interés puro? Jajaja. En la ahora llamada Ciudad de México, de diez personas a las que les preguntes de dónde son, nueve son del interior y una de la Capital

-Pues sí, pero a final de cuentas se han quedado con nuestra ciudad y nos han orillado a salirnos de donde están nuestras veinte generaciones anteriores.

-Quizás la provincia es más lista y no quieren que les pase lo que a nosotros.

-Sí, quizás, pero se les olvida que defeños, yucatecos, chihuahuenses, toluqueños y hasta aguascalentenses, todos somos mexicanos.

 

 

Para Centuria Noticias: Karla Roldán

k.roldan@centuria.mx

1 Comentario

  1. En Aguascalientes, cualquier persona que viene del sur de México es en automático un chilango para ellos y lo tratan mal, puede ser que nunca hayas visitado la ciudad de México en toda tu vida o que ni siquiera tengas parientes chilangos, pero por el simple hecho de ser del sur de México, tu ya eres un chilango para ellos. Es un estado peligroso para la gente del sur de México (Oaxaca, Guerrero, Morelos, etc.), debido a la cerrazón y discriminación de la gente, no es recomendable invertir o tratar de hacer una vida estable en el estado, la gente de los alrededores de Aguascalientes (Guanajuato, Queretaro y Jalisco), tiene mejor acogida en este pueblo de la gente buena, si es que aun así se animan a migrar y probar suerte en el estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here