Lola, una perra color chocolate, fue vista sola en un río de Dakota del Norte sobre un pedazo de hielo. Al ser encontrada, se lanzó un llamado a autoridades para rescatarla. Socorristas arribaron al helado río para ayudar a Lola a salir de el. La tarea no fue fácil.
Usando un traje especial para adentrarse en la fría agua, un socorrista nado hacia el pedazo de hielo en el que se encontraba Lola. La perra permanecía inmóvil y parecía aterrorizada.
El socorrista intentó llamarla para mantener precauciones pero Lola no se quería mover. Finalmente, se acercó a ella y la cargó fuera del enorme pedazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here