Iván Vélez solía poner ejercicios en su gimnasio en Juárez, pero tuvo que suspender su trabajo por la pandemia del coronavirus (COVID-19), por ello optó por poner un puesto de tacos donde estaba su GYM.

Ahora, el GYM San José que estuvo tres meses sin operar ahora instaló un puestito de guisos para poder pagar a los trabajadores, los servicios y la sustancia en general.

“Estamos vendiendo tacos de guisos, eso es con lo que hemos estado sobrellevando pues los pagos, más que nada de los sueldos de los trabajadores, que es una de las prioridades que yo siempre he tenido”, explicó Vélez.

Las mismas personas que trabajaban en el GYM son las que le ayudan a atender el puesto de tacos.

Para Centuria Noticias: Axel García

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here