Cuando llevas un estilo de vida saludable, es decir, que regularmente haces ejercicio y cuidas tu alimentación, destramparte un día a la semana ¡SE VALE!, incluso es bueno para que tu metabolismo no se estanque y se agilice el día que recibe más calorías de las normales. Hagan de cuenta que nuestro cuerpo es como un coche: lo debes de sacar a carretera y pisarle de vez en cuando para que no se haga burro por traerlo siempre en la ciudad a una velocidad lentita; pues así, igualito, de repente hay que sacar de onda a nuestro cuerpo.

Estamos hablando de un Cheat Meal bien hecho: pizza, hamburguesa, pasta, helado, pasteles… sin remordimientos, no de que un día te comiste un chocolatito después de comer ¡NOOOO! ¡ALL IN! Pero obviamente también hay que saber hacerlo.

Conozco personas que dicen “me cuido toda la semana, pero a partir del viernes me vale”; la verdad es que para que te funcione el esfuerzo de haberte cuidado toda la semana no te comas en 2 o 3 días las calorías de toda una semana. Trata de que tu cheat meal lo hagas en el desayuno, la comida o en la cena, donde sí le entres a TODO. Y en las demás comidas del día come saludable, de acuerdo a tu dieta regular.

Trata de hacer ejercicio el mismo día o el día después de tu cheat meal.

Si vas a hacer dos cheat meals a la semana (que se puede cuando tienes un metabolismo muy acelerado o haces mucho ejercicio) no lo hagas por dos días seguidos, es decir, sábado y domingo, que sea mejor uno entre semana y otro el fin. Toma mucha agua ese día para que tu cuerpo no retenga líquidos por el exceso de sodio y carbohidratos.

Escoge comer o beber, si escogiste beber, cuida ese día lo que comes y si decidiste comer, cuida lo que tomas, ya que si comes y tomas será más difícil para tu cuerpo metabolizar el alcohol, además de las grasas y carbohidratos; e irás notando cómo poco a poco se acumula esa grasita que no nos gusta.

A mí me funciona hacerlo un día que salgo a comer, o un día en la cena para comer y dormirme luego luego y que no me den ganas de seguir comiendo por el resto del día.

Recuerden que para que esta comida trampa funcione, como les comente en un principio, sólo es válido cuando llevas un estilo de vida sano.

Así que ya sabes cómo comer lo que quieras sin remordimiento, al menos un día a la semana 😉 No le tengas miedo. Al contrario, aprovecha sus beneficios.

Para Centuria Noticias: Jessy Healthy

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here