El pasado 28 de diciembre se estrenó la película interactiva Black Mirror: Bandersnatch, un nuevo esfuerzo de Netflix por tratar de revolucionar la industria del entretenimiento y del streaming.

Pero ¿a qué se refiere el concepto de “película interactiva”? Prácticamente nosotros decidimos y encaminamos la historia, tomamos decisiones que afectarán directamente a nuestro personaje personal y a su entorno: desde escoger qué cereal va a desayunar hasta decidir si tomar su medicamento.

Todo esto se desarrolla en el universo de Black Mirror, una serie de televisión en la que vemos cómo la tecnología nos afecta directamente día con día, así como el importante impacto que tiene en nuestras vidas. Por lo que esta película nos hace parte de este universo, al decidir a través de la tecnología por nuestro personaje.

La trama habla de Stefan (Fionn Whitehead) es un joven programador que desea crear su propio videojuego basado en un libro llamado Bandersnatch, cuya característica consiste en que “quien lo lee toma decisiones y decide el rumbo de la historia”. Él intentará venderle la idea a una empresa llamada Tuckersoft en la que trabaja su diseñador de videojuegos preferido: Colin Ritman (Will Poulter).

Prácticamente esa es toda la trama puesto que el resto de la historia la vamos a decidir nosotros por medio de múltiples decisiones que nos llevarán a acabar antes o después esta película.

En general la experiencia es buenísima, hay un punto en que se rompe la cuarta pared y el personaje principal se da cuenta de que está siendo controlado por alguien y tendremos que decidir si explicarle qué somos o confundirlo. De hecho, hay un punto en que ya solamente escogemos por morbo, por ver qué le sucede a nuestro personaje por tomar distintas decisiones.

Sin embargo, hay que decirlo: lo único destacable es la experiencia, puesto que la historia de la película y el desarrollo de personajes es más bien regular, a veces se siente que pudieron habernos dado un poco más de trasfondo, como el personaje de Colin que es sumamente interesante, pero no pudo satisfacer mis expectativas en cuanto al desarrollo.

Pero sigo pensando que esta es una experiencia que todos deben de tener, es un paso en la evolución del entretenimiento: cabe recalcar que es importante ver la película a través de la plataforma para que podamos tener esa opción de decidir sobre la historia. Como dato: no todos los celulares son compatibles con dicha función de decisiones.

Como experiencia le doy un 9 a este filme, en cuanto a historia le daría un 4 o un 5 si nos ponemos generosos.

¿Ustedes ya vivieron la experiencia Bandersnatch? ¿Qué finales han sacado?

 

 

Para Centuria Noticias: Axel García

s.garcia@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here