Hoy despertamos con la noticia de que don Melquiades Sánchez, quien fuera la voz oficial por más de 50 años del Estadio Azteca, había muerto. He leído muchas notas que recuerdan a quien también se le ha llamado “La voz del futbol en México”. Definitivamente hoy he aprendido más de su vida y con esta columna quiero rendirle homenaje a don Melquiades Sánchez, más allá de lo meramente biográfico.

Sin duda alguna, yo, al igual que muchos otros que seguramente estarán leyendo estas líneas, me he quedado quedado con las ganas de presenciar un partido de la Selección Mexicana con los comentarios de don Melquiades a través del aparato de sonido interno al Estadio: tendremos que conformarnos con escuchar las pláticas de quienes sí lo vivieron.

Seguramente muchas personas lo recordarán. No, corrijo: millones de personas que, sin repetir, recordarán célebres alineaciones en su voz, desde Marín, Pelé, Maradona, hasta Casillas y muchos otros más.

La voz de don Melquiades Sánchez también acompañó por décadas al Necaxa, en sus distintas etapas y cambios de nombre, ¿cómo olvidar incluso aquel chascarrillo en la final 94-95 ante Cruz Azul? De pronto entra su voz: “Nuevos cigarros [inserta la marca de su preferencia] informan: Necaxa ha conquistado cuatro títulos de Liga.”

Como decía al principio: me quedaré con las ganas de asistir a una eliminatoria de la Selección Mexicana y escuchar las alineaciones del partido en voz de don Melquiades Sánchez. No solamente seré yo: también los jardineros, cubeteros y todas las personas que cada 8 días hacían acto de presencia para alentar al equipo de sus amores. Sí, siempre habré querido escuchar: “Gol anotado por Raúl Alonso Jimenez al minuto 85. México 2 Panamá 1”

 

Para Centuria Noticias: Eduardo Luévano

e.luevano@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here