Vecinos del Fraccionamiento Campo Real contactaron a este medio de comunicación para denunciar la misteriosa desaparición de al menos tres mascotas hasta el momento.

El primer caso es el de Bastet, una gatita completamente negra que no aparece desde el 31 de octubre, su dueña refiere que normalmente si salía de la casa, únicamente se quedaba bajo los automóviles o en la banqueta pero frente a su domicilio y regresaba al interior, sin embargo ese día ya no volvió. En un principio pensó que se había perdido y regresaría después pero el asunto se tornó más misterioso con la segunda desaparición.

El pasado 5 de noviembre desapareció Perri, un perro de la raza french Poodle (pequeño), de un vecino del mismo fraccionamiento; días después desapareció la gata de la mamá de la dueña de Bastet y apenas ayer la del hermano de la misma persona, además de que platicando con vecinos, han logrado descubrir que son más casos similares en el mismo fraccionamiento.

Tienen sospechas de una persona que vive en el mismo fraccionamiento, que presuntamente ya se ha llevado animales extraviados aunque tengan collar y creen que es para posteriormente venderlos. Aseguran haber escuchado ladridos hace unos días en el domicilio en el que nunca se ve un perro, como si solo lo hubieran tenido por un corto tiempo y luego se lo llevaron.

Los vecinos de este fraccionamiento esperan que las autoridades les ayuden a investigar qué está pasando, prefieren no generar un conflicto entre particulares al enfrentar al presunto responsable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here