A través de  generaciones, se nos ha dicho que tanto ratas como ratones transmiten la rabia y ahora sabemos que no es así. Es uno de los tantos mitos que nos rodean.

El doctor David Silva Olvera, médico veterinario zootecnista, nos informa que en los animales, la enfermedad de la rabia tiene tres etapas: prodrómica, furiosa y paralítica y específicamente en las ratas y los ratones se presenta en la forma paralítica. Por ello, no es posible que transmita el virus dado que se encuentran paralizados. Además, sus glándulas salivales son muy primitivas y atróficas, por lo que no pueden segregar el virus en cantidad suficiente para infectar.

Aunque ratas y ratones no sean transmisores de rabia, es importante saber que esta enfermedad tiene un índice de mortalidad de casi el 100%

La rabia es provocada por el virus Rhabdoviridae, que ataca el sistema nervioso central, cursando con encefalitis.

Al virus de la rabia lo encontramos en todo el mundo y ataca a mamíferos (incluido el ser humano). El virus se encuentra en la saliva y las secreciones de los animales infectados y se transmite al ser humano cuando alguno de estos animales enfermos lo atacan provocando lesiones por mordedura. También, si tenemos contacto con la saliva de un animal enfermo y presentamos alguna herida en la piel por donde podría penetrar el virus.

Después de que una persona ha sido mordida, presentará los primeros síntomas de la rabia en un promedio de 20 días, aunque puede presentarse en un periodo que va de los 5 días hasta un año.

Una vez que la enfermedad se ha manifestado, no existe tratamiento específico y es generalmente mortal, aunque existen informes aislados de personas que han sobrevivido con medidas de cuidados intensivos.

 

Para Centuria Noticias: Gaby Escalante

g.escalante@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here