El pasado mes de junio, la Cámara de Diputados de la Argentina aprobó la iniciativa para despenalizar el aborto. Esta iniciativa permite que la mujer interrumpa el embarazo hasta las 14 semanas de gestación, al igual que si existe riesgo para la madre o el feto y si el embarazo es consecuencia de una violación.

El día de ayer, miércoles 8 de agosto, comenzó la discusión en el Senado de la Argentina para aprobar o rechazar la despenalización del aborto, una decisión que, a los ojos de diferentes organizaciones feministas tanto argentinas como a nivel mundial, constituiría un paso histórico en favor de los derechos de la mujer. Cabe destacar que en el Ministerio de Salud de Argentina ha consignado el aborto clandestino como una de las principales causas de muerte materna. Así pues, la despenalización del aborto busca, entre otros aspectos, subsanar este fenómeno y evitar que mueran más mujeres.

En México, diferentes organizaciones que velan por los derechos de las mujeres salieron a las calles para manifestar su apoyo, solidaridad y sororidad con las mujeres argentinas, así como la despenalización del aborto. En Aguascalientes, alrededor de 50 o 60 personas, mayoritariamente mujeres, se congregaron en la Exedra con esta misma finalidad: apoyar la despenalización del aborto y externar, solidaridad y sororidad con las mujeres argentinas. Cabe destacar que las mujeres que participaron en esta Concentración no formaban parte de una sola agrupación u organización de defensa por los derechos de las mujeres, sino por integrantes de diferentes agrupaciones y organizaciones, así como estudiantes, profesionistas, académicas e intelectuales.

La convocatoria a esta manifestación fue difundida a través de las redes sociales mediante una infografía que exhortaba a participar en la “Concentración por el aborto legal, seguro y gratuito en todo México. Acto en apoyo a las compañeras argentinas”, en punto de las 7 de la tarde en Plaza Patria. Con el objetivo de unificar y distinguir el objetivo de esta Concentración, la infografía pedía a quienes quisieran participar que portaran consigo un pañuelo verde o un distintivo de dicho color, para identificarse simbólicamente como simpatizantes del movimiento de solidaridad con las mujeres argentinas y en favor de la despenalización del aborto.

La elección del verde, de acuerdo con las entrevistas que el diario La Nación realizó a integrantes del movimiento en la Argentina, obedece a que es un color que estaba disponible, pues el violeta, por ejemplo, se identifica con el feminismo, el naranja suele emplearlo la iglesia; por otro lado, los partidos políticos de izquierda utilizan el rojo, mientras que el justicialismo emplea el azul. El verde, en cierto modo, era un color que en Argentina no se identificaba con una ideología en específico. Asimismo, el hecho de haber escogido un pañuelo tiene que ver con las figuras e importancia de las Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo, que desde los tiempos de la última dictadura (24 de marzo de 1976 al 10 de diciembre de 1983) hasta nuestros días han luchado por los derechos humanos. Uno de los lemas que más se ha difundido reza de la siguiente manera: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.”

La Concentración que se reunió en Aguascalientes, además de apoyar y solidarizarse con las mujeres argentinas, dio a conocer el siguiente posicionamiento respecto del aborto:

“Órganos internacionales de Derechos Humanos han brindado el reconocimiento de  la Interrupción voluntaria del embarazo como un derecho humano, así como que el acceso a abortos seguros es asunto de los mismos. Sin embargo, el estado mexicano ha negado el acceso a la práctica de un aborto libre, seguro y gratuito, ignorando las múltiples recomendaciones de expertos, para derogar leyes que penalizan y criminalizan violentamente a las mujeres, basadas en concepciones anticuadas que contribuyen a la opresión sistemática del colectivo femenino. Además de fallar continuamente en garantizar educación sexual efectiva basada en preceptos científicos.

”A pesar de que el aborto en México es legal bajo ciertas instancias en la mayoría de los estados, el acceso libre todavía es altamente restringido, a reserva de la Ciudad de México. Lo que genera una realidad que niega un derecho humano, un derecho que brinda la oportunidad de decidir sobre nuestras vidas y nuestros cuerpos.

”Se estima que 22 millones de abortos se realizan en condiciones de riesgo mundialmente, de la misma manera se estima que 47,000 muertes son provocadas por complicaciones a causa de abortos clandestinos . Es así, que la impunidad del estado mexicano ante tantas muertes (totalmente evitables), queda sustentada sobre la maternidad impuesta y no como una libre elección. Ya que la práctica del aborto es una constante a pesar de las prohibiciones legales, por lo tanto estas prohibiciones no lo desaparecen, sino que lo empujan a la clandestinidad y a situaciones de riesgo, además de limitar el acceso para mujeres en situaciones vulnerables.

”Es por eso que con la reciente oleada de manifestaciones y la promoción del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el país hermano de Argentina, mujeres de México y el Estado de Aguascalientes exigen que se derogue el tipo penal de aborto doloso (Art. 101 Código penal para el Estado de Aguascalientes) y posteriormente se realice el estudio exhaustivo de la ley que garantice el acceso al aborto libre, seguro y gratuito, haciéndonos valer de nuestros derechos humanos para decidir sobre nuestros cuerpos gestantes y nacidos.

”«Educación Sexual para decidir, Anticonceptivos para no abortar, Aborto Legal para no morir»”.

Quienes participaron en esta Concentración entonaron versos y canciones en defensa de los derechos de la mujer. De igual modo, llevaron consigo pancartas que ostentaban leyendas como “Sororidad con Argentina por el aborto legal, seguro y gratuito en toda América Latina”; “¡La maternidad será deseada o no será! Aborto libre, legal seguro”; “Quien no puede oír a niñas y a mujeres dudo que pueda hablar por fetos que no hablan”; “Las vidas por salvar están en los orfanatos, no en los úteros”; “Ni puta por coger, ni madre por deber, ni presa por abortar”.

La Concentración inició a las 7 de la tarde y alrededor de las 8 de la noche comenzó a desplazarse por diferentes puntos de la Plaza de Armas en dirección a las calles del primer cuadro de la ciudad.

La discusión en el Senado de la Argentina, como se señaló antes, comenzó el día de ayer y concluyó en la madrugada de este jueves 9 de agosto, luego de 16 horas de debate. Alrededor de las 3 de la mañana, el fallo se dio a conocer: con 38 votos en contra y 31 votos a favor, la Cámara Alta en Argentina rechazó el aborto legal. Esta resolución, entonces, determina que la interrupción del embarazo hasta la semana 14 se mantiene como un delito que se penará hasta con cuatro años de cárcel. El fallo sorprendió a simpatizantes de la llamada “Marea verde”, quienes esperaban que el Senado argentino se pronunciara a favor de la despenalización del aborto, sobre todo porque las encuestas, si bien están divididas, reflejan que la sociedad argentina se inclina ligeramente en favor de esta última resolución, es decir, la despenalización del aborto, en especial de la población joven.

El Senado de la Argentina podrá discutir esta ley hasta dentro de un año; sin embargo, las circunstancias propiciarán que las campañas en favor de la despenalización del aborto, así como los debates y discusiones se mantengan en las calles de Argentina y de muchos otros países de Latinoamérica, en los que se viven escenarios semejantes.

 

 

Para Centuria Noticias: Aldo García

a.garcia@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here