La Dirección de Regulación Sanitaria realizó la destrucción de 283 botellas de bebidas alcohólicas que se decomisaron durante la Feria Nacional de San Marcos.

Destilados como ron, tequila, vodka y whisky son algunos de los alcoholes que se analizaron y que se mantuvieron en bodega para el reclamo de los propietarios de los restaurantes o bares en los que se hizo el decomiso; solo 38 botellas fueron recogidas por los dueños de los establecimientos, cuando concluyó el período de feria.

El resto (283) se destruyeron este día conforme lo establece la normatividad que establece que si en un plazo de 60 días no se recogen las muestras, se envían a un centro de acopio de reciclado luego de desechar el contenido al causar abandono.

Octavio Jiménez, director del área, indicó que no se detectó alguna sustancia fuera de los parámetros permitidos, ni metanol, que es el compuesto de mayor riesgo para el consumidor de dichas bebidas.

Para Centuria Noticias: Sara Villa

s.villa@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here