En representación del gobernador Martín Orozco Sandoval, el secretario general de Gobierno, Enrique Morán Faz, encabezó la conmemoración del 104 Aniversario de la Soberana Convención Revolucionaria. En esta celebración, el diputado Gustavo Báez Leos sostuvo que el recuerdo de este acontecimiento político llama a los mexicanos a dirimir divergencias y hacer pactos de frente, sin amenazas y con base en el diálogo.

“No puedes pedir un país en paz cuando se es incapaz de conciliar con los diferentes grupos. La pluralidad de ideas cobija hasta la más chica de las minorías; los protagonistas de la Convención Revolucionaria nos recuerdan que el diálogo y la apertura es siempre la mejor solución ante cualquier diferencia”, destacó el legislador al participar como orador oficial.

Durante el evento cívico que tuvo como escenario el histórico Teatro Morelos, Gustavo Báez Leos destacó que la labor de los representantes populares y de todos aquellos servidores públicos que fueron electos por la propia ciudadanía, debe trascender más allá del límite temporal de su encargo.

“Para lograrlo, se requiere de algo más que ganas de cambio, algo más que un discurso que enardezca ciudadanos, ya que no basta el señalar lo que se ha hecho mal, sino que se deben tomar acciones coherentes; se debe dejar de apostar a la guerra y voltear a ver las concordancias y entre todos trabajar por un mismo fin”, agregó.

El diputado Gustavo Báez recordó que hace 104 años, en el mismo Teatro Morelos, grupos contrarios firmaron un pacto encaminado a un solo objetivo: lograr un país en paz, más justo, digno y sin privilegios; en suma, subrayó, un cambio social de fondo.

“La lección fundamental que nos deja la Soberana Convención Revolucionaria de 1914, es la necesidad de preservar la unidad de lo esencial, admitir la pluralidad y propiciar el acuerdo político en lo fundamental, mediante el uso de la razón para evitar la violencia”, apuntó.

Como parte de la ceremonia cívica, se llevó a cabo una reseña dramatizada de aquél acontecimiento histórico que fue determinante para consolidar un nuevo rumbo en la política nacional, ya que por espacio de un mes, el Teatro Morelos fue escenario de acaloradas discusiones en las que prevalecieron las palabras y que permitieron que el país fuera de las armas a las normas.

Al respecto, el orador oficial comentó que en este encuentro de fuerzas revolucionarias participaron 57 generales y gobernadores, así como 95 representantes de jefes revolucionarios; comentó que a este conjunto inicial se sumó posteriormente una delegación del grupo zapatista.

 

Con información de Gobierno del Estado

Para Centuria Noticias: Alberto Romero

a.romero@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here