En lo que va del año, se han registrado más de 70 suicidios en Aguascalientes. El pasado 14 de julio del presente año, un hombre se quitó la vida de un balazo en la cabeza; hace apenas unos días, una mujer mató a su hija, asfixiándola; enseguida, se infringió heridas en el pecho con un instrumento punzocortante, para ahorcarse definitivamente.

Históricamente, Aguascalientes se ha posicionado entre los primeros tres lugares según la tasa de suicidios por cada 100 mil habitantes. Por ejemplo, para 2014 la entidad se posicionó en el segundo lugar con la mayor tasa de mortalidad, con un 8.6 defunciones por cada 100 mil habitantes, superado únicamente por Campeche, con 10.2; mientras que Chihuahua y Yucatán ocupan el tercer y cuarto lugar, respectivamente, con más suicidios en el país.

Para 2015, últimos datos del INEGI al día de hoy, el panorama es similar. Aguascalientes aumentó al mayor dato histórico con 9.8 por cada 100 mil habitantes quedando en segundo lugar a nivel nacional, mientras que el primer lugar lo ocupó Chihuahua con 11.4. Por su parte, Campeche y Quintana Roo quedan en tercer lugar con 9.4 defunciones por esta causa.

El INEGI además ha informado que las hombres representan el grupo más sensible, pues son quienes han consumado el mayor número de suicidios, debido a que las técnicas empleadas son definitivas, pues suelen emplear algún tipo de arma de fuego. Por el contrario, las mujeres eligen métodos menos letales, como cortes en el cuerpo o a través de la ingesta de pastillas y detentan el mayor número de intentos de suicidio.

Entre las causas más frecuentes de suicidio se encuentran:
• Problemas afectivos (violencia o desamor).
• Separación espiritual (conflictos existenciales, internos y trastornos mentales).
• Problemas económicos y sociales (bullying, abandono, trata de personas).
• Depresión y padecimientos crónicos o definitivos.

Con base en su densidad de población y el tamaño de su espacio territorial, Aguascalientes registra una cantidad superior de suicidios por año en contraste con otros Estados de mayor espacio territorial e incluso densidad poblacional. Esta situación es realmente alarmante, sobre todo si tomamos en cuenta que las cifras van en aumento. Es urgente sensibilizar a la población acerca de esta problemática y brindar herramientas socioafectivas a las personas que conviven con personas en situación de riesgo, para que puedan extenderles algún tipo de ayuda o auxilio emocional que evite un desenlace trágico.

Para Centuria Noticias: Mireya Sandoval / Germán Gis / Luis Herrera

m.sandoval@centuria.mx / g.gis@centuria.mx / l.herrera@centuria.mx

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here