El 1 de mayo se celebra el Día del Trabajo en México o el Día Internacional del Trabajador, en conmemoración a un grupo de sindicalistas anarquistas que murieron ejecutados en 1886 en Chicago, Estados Unidos, tras protestar por injusticias cometidas en sus lugares de trabajo. Este grupo fue conocido como los Mártires de Chicago.

Los trabajadores demandaban disminuir las jornadas laborales a ocho horas, pues llegaban a trabajan hasta 16 horas al día. La presión que ejercieron hizo que el presidente Andrew Johnson promulgara una ley que estableció la jornada laboral de ocho horas.

Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el concepto de trabajo a partir de 2013, ya no se limita solamente al que tiene lugar en el mercado laboral, pues ahora existen otras modalidades, como el trabajo que se realiza en el propio hogar o también el trabajo bajo la modalidad de voluntariado. Lo anterior significa que el concepto de trabajo cubre tanto el ámbito del mercado como aquél que se realiza fuera de sus transacciones, denominado trabajo no de mercado.

De acuerdo con el INEGI (Panorámica de la población joven en México desde la perspectiva de su condición de actividad, 2018). En el Estado de Aguascalientes de los 254 mil 650 jóvenes de 15 a 24 años en el estado de Aguascalientes, el 93.15% se encontraban ocupados y el 6,85% se encontraba desocupado. De los no económicamente activos (el 13.94% se encontraban disponibles para trabajar; sin embargo, los bajos salarios ofrecidos, así como el requisito de experiencia por un año o más dificulta su incorporación al mercado de trabajo. Por ello, es urgente incrementar el promedio de escolaridad de los más jóvenes, porque a mayor escolaridad, mejores oportunidades laborales, mejores prestaciones y, en general, mejores condiciones de vida.

De los no económicamente activos, se refiere a los que no estaban trabajando ni buscando trabajo, cuya cifra es de 114 mil 124 jóvenes y de ellos el 83% no mostraron interés en los mercados de trabajo. La falta de interés puede deberse también a los aspectos antes señalados; no obstante, uno de los objetivos de apoyos sociales, como el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro de la Secretaría del Bienestar, consiste precisamente en ayudar a que estos jóvenes encuentren la motivación necesaria para incorporarse a la capacitación durante un año y posteriormente tener la posibilidad de quedarse a laborar en esa misma empresa o bien tener la posibilidad de incorporarse a otra, pero ya después de haber cubierto el requisito de la experiencia mínima. Recordemos también que este mismo grupo de edad es altamente vulnerable en materia de consumo de drogas por lo que el desinterés de incorporarse al trabajo pudiera estar estrechamente vinculado al consumo de drogas.

El 1.26% (1939 personas) no estudian, ni se capacita y no tiene disponibilidad para trabajar por algunas restricciones como realizar quehaceres del hogar, cuidar enfermos o personas discapacitadas y cabe resaltar la gran mayoría de personas en este rubro son mujeres (1,390), en contraste con (349 hombres) en esa misma situación. Cabe resaltar que las mujeres en esta condición tienen un mayor promedio de escolaridad (10 grados), en contraste con los hombres que en promedio tienen un promedio de (6 grados), por lo que queda demostrado que por razones de género muchas mujeres todavía no tienen la posibilidad de incorporarse al estudio o al mercado de trabajo por tener que realizar tareas históricamente asignadas a ellas, en las que los hombres difícilmente se incorporan.

Los datos anteriores también nos indican que hay una brecha importante entre hombres y mujeres en materia de educación y ello se asocia al hecho de que los hombres están desertando de la escuela a más temprana edad para trabajar y aportar un ingreso complementario al del hogar, o también por razones de matrimonio o unión a edad temprana.

En suma se puede decir que de las mayores problemáticas laborales que enfrentan los jóvenes de 15 a 24 años en México y en particular en Aguascalientes son: la falta de capacitación para el trabajo; la temprana incorporación al mercado laboral especialmente en el sector informal; la falta de condiciones equitativas entre géneros para su incorporación al mercado laboral y el bajo promedio de escolaridad entre ellos; los bajos salarios; de igual manera, el alto consumo de drogas durante la adolescencia les imposibilita incorporarse o bien permanecer en el trabajo debido a su condición, además de incrementar los riesgo por accidentes en el trabajo.

De acuerdo con datos de los Centros de Atención Primaria en Adicciones (CAPA) de la Secretaría de Salud, en el periodo 2016-2017, el principal motivo de atención a la población masculina fue el consumo de marihuana, mientras que entre las mujeres fue la ingesta de alcohol, informó el Comisionado Nacional contra las Adicciones (CONADIC), Manuel Mondragón y Kalb.

 

Para Centuria Noticias: Jenny Parra

jennifer.kristel.parra@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here