Este 17 de octubre se cumplieron 65 años de que el Presidente Adolfo Ruiz Cortines cumpliera su promesa de campaña de realizar las reformas constitucionales para que las mujeres pudieran votar y ser votadas.

Sin embargo, la historia de la defensa de los derechos de las mujeres empieza mucho antes, a finales del siglo XIX; cuando en la primera revista femenina llamada Las Violetas del Anáhuac, se publicó un artículo sobre la idea del voto femenino, y se empezaron a formar agrupaciones en pro a este derecho, como las famosas “Las hijas de Cuauhtémoc”.

En 1916 se realizó el primer Congreso Feminista impulsado por el gobernador de Yucatán, estado pionero en el derecho de las mujeres, y varias mujeres líderes de opinión. Posteriormente, la Sección Mexicana de la Liga Panamericana de Mujeres convocó al Primer Congreso Nacional Feminista en mayo de 1923. Las principales demandas fueron la igualdad civil para que la mujer pudiera ser candidata a cargos administrativos, al igual que emitir el sufragio. Debido a este congreso, la mujer pudo votar desde ese año en San Luis Potosí y en Yucatán, Elvia Carrillo Puerto fue la primera mexicana electa diputada al Congreso Local, pero tuvo que renunciar por las presiones sociales.

En 1937 Lázaro Cárdenas envió una iniciativa a la Cámara de Senadores para que las mujeres pudieran obtener la ciudadanía, y así el voto. Asimismo, en 1946 el presidente Miguel Alemán aprobó una propuesta para que el artículo 115 constitucional estableciera la participación de las mujeres en las elecciones municipales, en igualdad de condiciones que los hombres. Sin embargo, lo que se quería era lograr el voto en las elecciones federales.

Finalmente se publicó la adición al artículo 34 constitucional que dice: “son ciudadanos de la República los varones y las mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos, reúnan, además, los siguientes requisitos: haber cumplido 18 años, siendo casados, ó 21 si no lo son, y tener un modo honesto de vivir”.

Y actualmente dice:

ARTÍCULO 34.- Son ciudadanos de la República los varones y mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos, reúnan, además, los siguientes requisitos:

  1. Haber cumplido 18 años, y
  2. Tener un modo honesto de vivir.

Es un hecho que la participación de las mujeres en la política ayudó a consolidar la democracia de México. Desafortunadamente, en muchos años faltó más igualdad de género en cuanto a los puestos importantes en el gobierno. Durante 75 años, sólo 21 mujeres han ocupado el cargo de Secretarias de Estado, y para atacar este gran problema el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador estableció la equidad de género en su gabinete, el cual está compuesto por 8 mujeres y 8 hombres, es decir; el 50% son Secretarias de Estado.

Finalmente quiero resaltar que en las últimas elecciones, las mujeres son las que más participan en las votaciones. Por ejemplo, en las de 2015, la tasa de participación femenina fue del 50.89%, cifra superior en 7.94 puntos porcentuales respecto a los hombres, cuya participación electoral a nivel nacional fue del 42.95% y en 2018, el 53% del padrón electoral fueron mujeres.

Para Centuria Noticias: Jenny Parra

jennifer.kristel.parra@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here