Es poco probable que la eliminación del fuero propuesta por el Gobernador Martín Orozco, sea una estrategia para quitar a Tere del camino a la Gubernatura en el 2022, el propio Orozco fue víctima de persecución política en el 2010 y el resultado fue hacerlo mártir, y a la postre, a pesar de la cacería, logró ser titular del ejecutivo estatal.

La administración que está por comenzar para Tere Jiménez como Alcaldesa en un segundo periodo, terminará en octubre de 2021, a un año de distancia de la entrada de la nueva administración estatal; si realmente se le quisiera fincar algún proceso judicial, real o armado, en su contra, habría tiempo suficiente para hacerlo entonces.

La eliminación del fuero, como bien ha señalado el Gobernador, es un compromiso de partido y de campaña, sin embargo la forma más que el fondo, le falló; ya sea por apresurados o mal asesorados, desde el Gobierno del Estado hicieron parecer el envío de la iniciativa, como algo urgente, cuando hay en el congreso varias propuestas para la eliminación del fuero de diputados de ésta y pasadas legislaturas que se han mantenido en la congeladora.

La forma en que se presentó la iniciativa, ha llevado a una división de grupos en el propio PAN y para lograr la eliminación del fuero, que es una reforma constitucional, se requiere de al menos 18 de los 27 votos posibles en el congreso local, para lo que el titular del ejecutivo tendría que haber negociado de inicio con los diputados de su propio partido, que por sí solos, apenas alcanzan mayoría simple, para después hacer el cabildeo con los legisladores de oposición necesarios para lograr la mayoría calificada.

De los diputados del PAN, al menos 4 se les identifica como afines a la Alcaldesa Tere Jiménez, sin esos votos no pasaría ninguna modificación, ni de mayoría simple; el acuerdo entonces, debió haber comenzado entre el Gobernador y la Presidenta Municipal para garantizar la voluntad de los grupos que representan, para de ahí pasar al consenso con otras fuerzas políticas.

Los tiempos también fueron determinantes para hacer cosas buenas que parecen malas, la toma de posesión en puerta de Tere, para el 14 de octubre, y la prisa de que se dictaminara y se aprobara antes de esa fecha, genera suspicacias, de nuevo basadas en la forma y no en el fondo.

En conclusión, la eliminación del fuero podría quedar sin ser aprobada por hacer cosas buenas que parecen malas.

Para Centuria Noticias: Alberto Romero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here