La Neumonía es una inflamación en los pulmones, ocasionada comúnmente por virus, aunque también puede producirse por bacterias u hongos, por lo que es necesario reforzar las medidas de prevención, sobre todo en recién nacidos y menores de cinco años; así lo informó la Neumóloga Pediatra del Centenario Hospital Miguel Hidalgo, Ofelia Torres Coronado.

Indicó que la vacunación a partir de los 3 meses de edad es fundamental, ya que el cuerpo genera defensas contra el Neumococo, principal desencadenante de la Neumonía, además de la vacuna contra la Influenza después de los 6 meses de edad, así como la DPT contra la tosferina.

La especialista dijo que si un bebé presenta fiebre de 39 o 40 grados, tos con flema, dolor en pecho, dificultad para respirar o hundimiento en las costillas, es necesario acudir a urgencias; evitar auto medicarlos ya que podría ser Neumonía y si no es atendida a tiempo puede ser mortal en los recién nacidos.

Precisó que la vía más común de contagio es a través de las secreciones como la saliva, por lo que es necesario que las personas que estén al cuidado del bebé y estén resfriadas o en un proceso infeccioso respiratorio, laven constantemente sus manos y usen cubre bocas de alta seguridad (conchas), ya que las defensas de los recién nacidos, y hasta los tres meses de edad, son muy bajas, lo que podría causarles Neumonía viral o Bronquiolitis.

Añadió que es necesario alimentarlos solamente con lactancia materna los primeros seis meses de vida y no suspenderla salvo sugerencia del médico; evitar exponerlos a los cambios bruscos de temperatura, sobre todo en invierno; y si hay necesidad de salir, deberán esperar a que el sol esté en su punto alto y no haya presencia de viento helado, además de abrigarlos de manera adecuada.

Torres Coronado, explicó que es importante que los padres de familia o cuidadores del recién nacido no permitan que personas enfermas de las vías respiratorias, besen o toquen al bebé con las manos; y si es muy necesario que estén cerca del bebé, que usen cubre bocas de alta seguridad.

Finalmente, señaló que después de los seis meses de edad se deben incluir las frutas y verduras que indica el pediatra, y después del primer año los frutos cítricos y evitar productos industrializados como jugos y refrescos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here