Por: Jesús Álvarez Gtz. / j.alvarez@centuria.mx

En Aguascalientes, por ubicarnos en la zona semidesértica del centro-norte del país, sufrimos largas horas de sol intenso (entre 5 y 6 promedio diario) durante casi todo el año. Lejos de quejarnos deberíamos sentirnos privilegiados por ser una de las cinco ciudades del país con mayor número de horas de sol pico (HSP), de acuerdo al dato oficial de la Secretaría del Medio Ambiente del Estado de Aguascalientes.

¿Qué podemos obtener del sol? Principalmente calor y electricidad. Por un lado, la energía solar fototérmica sirve para calentar edificios y agua, mover turbinas, secar granos, destruir desechos peligrosos. Por otro lado, la energía fotovoltaica transforma los rayos solares en electricidad a través de paneles de silicio y/ o células fotovoltaicas que atrapan los fotones. Finalmente, la energía solar termoeléctrica convierte el calor en electricidad de forma indirecta, a través de espejos que concentran los rayos en un punto específico calentando un fluido para mover un generador.

El sol es la mayor fuente de energía renovable a disposición del hombre, y nuestra ciudad capital tiene seis veces más sol que Ámsterdam, París, Londres, Oslo, Berlín. Eso nos compensa de la falta de petróleo, gas, carbón, ríos, cataratas, selvas y bosques. Pero carecemos de la infraestructura básica para aprovecharlo.

El sol ha brillado durante más de 5 mil millones de años y no ha llegado a la mitad de su existencia. Arroja sobre la Tierra una energía cuatro mil veces mayor que la que necesitamos los seres vivos. La disponibilidad de energía solar entre los países es muy variable, depende de su posición geográfica.

A pesar de contar con cinco veces más irradiación solar (6,300 kwh/m2 vs. 1,350 kwh/m2), México produce mil veces menos energía eléctrica a partir del sol que Alemania, según denuncia pública del grupo Iniciativa Climática Regional Latinoamericana.

Mientras California produce con energía solar 65 mil MW al año y se propone 12 mil MW más para 2020 con un millón de techos solares, México generará un máximo de 2 mil MW con energía solar para el año 2025, representando menos del uno por ciento del total, según estimaciones oficiales de la Secretaría de Energía.

“En lugar del subsidio a la electricidad, que es dinero tirado a la basura, ¿no sería mejor que el gobierno dotara a la gente de techos solares para producir su propia electricidad?”, se preguntan los ambientalistas, “en su lugar, tenemos tendederos, desechos, mascotas abandonadas…”

No hay informes ni evidencias del ahorro de energía resultante del proyecto federal para dotar de calentadores solares de agua a las viviendas de interés social.

La tecnología para el aprovechamiento de la energía solar es muy cara para los particulares, pues tardarían por lo menos seis años en recuperar el costo de los paneles solares a partir del ahorro logrado en su consumo eléctrico y/o de gas, por lo que toca a los tres niveles de gobierno deberán de proponerse ir más allá de las acciones simbólicas de alumbrado público en jardines como la Línea Verde.

Lamentablemente, la famosa Reforma Energética a nivel nacional se enfocó de nuevo en los hidrocarburos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here