Cuando se habla de corridas de toros en Aguascalientes hay todo menos una discusión racional. Con esto que acabo de decir, los que están a favor ya se sienten inquietos. Algunos preparan las dos clásicas defensas: si comes carne, ¿sabías que vive peor una vaca que va al matadero o una vaca lechera? Alegan que el toro vive una increíble vida llena de placeres y su triste y doloroso final, por mucho que dure, no se compara con esta gran y larga vida.  Otros hablan sobre que las corridas son un patrimonio cultural y una forma de arte.

Desafortunadamente, es verdad que las vacas lecheras y las reses que van al matadero en su mayoría viven una vida terrible. Muchas de ellas viven hacinadas, nadando en sus propias heces, y con una alimentación deficiente. Sin embargo, esta línea de defensa incurre en una falacia lógica llamada tu quo-que, que se traduce literalmente como “usted también”. Esta falacia también se conoce como apelación a la hipocresía. Comúnmente se emplea como una cortina de humo porque le quita el calor a alguien que tiene que defender su argumento, y en cambio mueve el enfoque de nuevo a la persona que hace la crítica.

La segunda línea de defensa alega que la tauromaquia es una forma de arte y herencia del patrimonio cultural ibérico. Aquí podemos desmenuzar el argumento en dos partes. La primera habla de que, al ser una forma de arte, es bueno per se o infalible a la crítica. Vale la pena preguntarnos si es que debe considerarse una forma de arte aquélla que depende del sufrimiento prolongado de otro ser vivo para el entretenimiento. ¿Es de verdad defendible este argumento? Claro que no. La crueldad animal para el entretenimiento es moralmente indefendible y está penada en México, aunque se ignoren las leyes y estén de adorno pero eso es otro tema, y debería de incluir a todo tipo de animales. Argumentar que por ser herencia del patrimonio cultural ibérico es aceptable o buena es menos defendible. Hay muchas costumbres ibéricas que en su momento fueron la norma y hoy son consideradas retrógradas.

Entonces aquí me gustaría preguntarle a los verdaderos defensores de la tauromaquia ¿qué argumentos racionales nos podrían comentar en defensa de esta práctica?

Para Centuria Noticias: Daniel Figueroa

d.figueroa@centuria.mx

2 Comentarios

    • “esta línea de defensa incurre en una falacia lógica llamada tu quo-que, que se traduce literalmente como “usted también”. Esta falacia también se conoce como apelación a la hipocresía. Comúnmente se emplea como una cortina de humo porque le quita el calor a alguien que tiene que defender su argumento, y en cambio mueve el enfoque de nuevo a la persona que hace la crítica”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here