Paseándome por Twitter me topé con un interesante comentario de Viridiana Ríos sobre privilegios que me gustaría comentar aquí. Para quienes no la conocen, Viridiana es una académica mexicana que obtuvo su doctorado en Harvard y que actualmente trabaja en esta misma institución ya que, en sus propias palabras, en México no le abrieron las puertas. Pues bien, el día de hoy la Dra. Viridiana Ríos publicó el siguiente tuit:

Si creen que tienen lo que tienen por su mérito, reconsidérenlo.

Este es el país donde el que tiene más, nació casi siempre en mejor cuna.

En el tuit, Ríos vinculó un artículo publicado en la revisa Nexos con el título México: en donde algunos arrancan con ventaja, en el cual se resumen varias investigaciones sobre privilegio y marginación intergeneracional, realizadas por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias. Entre los datos más interesantes se encuentra uno que sostiene que el nivel socioeconómico de un mexicano está determinado entre 40% y 50% por:

[…] la educación y ocupación de nuestros padres, nuestro género, el nivel de ingreso y riqueza del hogar en el que nacimos, nuestro color de piel, la primaria a la que fuimos inscritos, la comunidad en la que pasamos nuestra infancia (y sus características en términos de disponibilidad de servicios tanto básicos —salud, electricidad, agua potable— como culturales) […]

Todas estas diferencias van crean un filtro que haría parecer que los privilegios o, mejor dicho, que los méritos de algunos privilegiados fueran fruto entero de sus esfuerzos. Aquí hay que tener cuidado de no sobre-determinar, es decir, no todos los que pudieron estudiar inglés de pequeños, como Viridiana Ríos, llegan a Harvard. Hay mucho trabajo, dedicación y perseverancia para llegar a donde está alguien como Viridiana. Sin embargo, no podemos dejar de lado que hay millones de talentos mexicanos que, por lo antes mencionado, tuvieron que abandonar sus estudias para trabajar o simplemente no tuvieron la fortuna de aprender un segundo idioma, coartando así sus posibilidades académicas y profesionales.

 

Para Centuria Noticias: Daniel Figueroa

d.figueroa@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here