El 11 de julio se observa el Día Internacional de la Población. En este día, las Naciones Unidas promueven la planeación familiar estableciendo que los padres tienen el derecho humano básico de determinar libre y responsablemente el número y el espaciamiento de sus hijos. Entre los principios básicos que promueve, está la idea de que cada persona debe estar facultada para tomar decisiones sobre la reproducción con total autonomía, sin presiones, coerción o engaños.

En Aguascalientes, al igual que en todo México, se ha practicado la esterilización forzada a mujeres de escasos recursos, muchas veces de origen indígena. El modus operandi es relativamente sencillo y usualmente toma dos formas. La primera consiste en esterilizar completamente o insertar un Dispositivo Intrauterino sin el consentimiento de la paciente después de un parto. En el caso del dispositivo, esta práctica puede tener consecuencias fatales pues además de que muchas mujeres pueden ser sensibles al dispositivo, provocándoles periodos más dolorosos y largos, con el paso de los años se pueden crear infecciones o embarazos ectópicos. En el caso de la esterilización, las consecuencias son trágicas, desde un desbalance hormonal hasta la angustia psicológica de nunca más poder concebir. También se han recibido reportes sobre clínicas rurales que obligan a las mujeres a tomar anticonceptivos haciéndoles creer que son vitaminas y que si no las toman frente al personal podrían perder los apoyos gubernamentales.

Aunque esta situación ha mejorado, sigue siendo preocupante. En muchos estados no existe legislación alguna para perseguir esta práctica. De acuerdo a un informe por el Grupo de Información de Reproducción Elegida, Aguascalientes se encuentra dentro del grupo de entidades sin legislación adecuada y desgraciadamente todavía es común escuchar a mujeres que después de tener un bebé en el seguro o en un centro de salud ya no reglaron y nunca más pudieron tener hijos y nunca supieron porqué.

Si conoces a alguien en esta situación, o piensas que has sido víctima de una esterilización forzada, acércate a la Comisión Nacional o Estatal de Arbitraje Médico, así como a la Comisión Nacional o Estatal de Derechos Humanos.

Para Centuria Noticias: Daniel Figueroa

d.figueroa@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here