“¿Y a mí de qué me sirve saber que lo hiciste de broma y que Cipriano y Antonio lo hicieran también? ¿De qué chingados me sirve que creyeras que no ibas a ganar? ¡Ganaste, Gervasio! Aunque las probabilidades fueran casi nulas, las había. Una -si tú quieres-, pero la había. ¿Y qué crees? ¡Esa bastó! ¿En qué diablos estabas pensando? ¿Acaso crees que nos sobra el dinero y que vivimos en una mansión? E incluso si así fuera, ¿dónde te pensaste que meteríamos el armatoste ese? ¿No ves que ocupa mucho espacio y que eso, precisamente, es lo que menos tenemos? ¿O no te basta con que nuestros hijos duerman todos apretados en la misma habitación?

“Sí. Ya sé que por ahora podemos dejarlo ahí afuera, en el campo, pero tendremos que moverlo cuando se llegue la temporada de siembra. Las primeras lluvias no están tan lejos y cuando se hagan presentes, entonces sí, ¿qué haremos? ¿Tienes algún plan para eso? ¿Te pusiste siquiera a pensar en las consecuencias que podría acarrear tu bromita?

“Y no te me quedes viendo con tu cara de mustio, que pareces chivo regañado y así no me sirves para nada. Necesito que seas resolutivo. Ya nos metiste en este problema, pues ahora a ver cómo nos sacas. Así que no te quedes ahí callado y habla. ¡Habla! ¡Te escucho!”

Gervasio, lleno de vergüenza era incapaz de mirar a los ojos a su mujer, dirigió su vista hacia la ventana, por donde se podía ver el tren de aterrizaje del avión presidencial que acababa de ganarse con su cachito de lotería, y en un hilo de voz, apenas perceptible, atinó a preguntar:

“¿Y si también lo rifamos, vieja?”

 

Para Centuria Noticias: Alfonso Díaz

aldacros@gmail.com

Artículo anteriorJUEZ ORDENA A PRESIDENCIA E INSABI SURTIR MEDICAMENTOS A NIÑOS CON CÁNCER
Artículo siguienteCAMBIA RECORRIDO DE RUTA 26 A PARTIR DEL 16 DE FEBRERO: CMOV
Nacido en la ciudad de México, Luis Alfonso Díaz de la Cruz fue adoptado por la ciudad de Aguascalientes cuando apenas contaba tres años. Desde entonces se ha dedicado a crecer y a cuestionarlo todo. Se formó como psicólogo y terapeuta bioenergético y psicocorporal y ha ejercido desde el año 2009 en consulta privada, en el sector público y como docente. Es también conferencista, ilustrador y cuentacuentos. Desde su adolescencia, a manera de pasatiempo en un principio y de manera profesional después, ha escrito cuentos cortos, teniendo en la actualidad un aproximado de 200 cuentos de su autoría, siendo alrededor de 10 de ellos, cuentos infantiles. En Julio de 2018 es seleccionado ganador del 5to Premio Endira Cuento Corto, con su cuento “Resistencia”, homónimo de la antología publicada en noviembre del mismo año con los 20 cuentos finalistas del concurso, presentada en la FIL de Guadalajara. Tiene, además, un par de cuentos publicados en Amazon: "Tres meses de bonanza" y “Algodón de azúcar”; este último, de corte infantil, bajo el seudónimo de su personaje cuentacuentos: Rivelín con H. Es, además, autor del mini libro “Lobo”, que contiene tres cuentos de su autoría. Habla catalán, le va al FC Barcelona y se autodenomina fanático de los tacos de suadero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here