Era un ladrón de elefantes.

Entraba a los zoológicos en hora pico y se acercaba a la jaula de los paquidermos.

Cuando nadie veía, les cantaba una canción de cuna hasta que se adormecían. Después los metía en su bolsillo derecho del pantalón y se retiraba de ahí.

Para no parecer sospechoso, se dirigía luego a la fuente de sodas y compraba una bolsa grande de palomitas de maíz que comía alegre, cual niño, frente a la jaula de los monos.

 

Para Centuria Noticias: Alfonso Díaz

aldacros@gmail.com

Artículo anteriorDOS SUJETOS TERMINAN EL JUEGO DE MIKE TYSON’S PUNCH OUT CON LOS OJOS VENDADOS Y UN SOLO CONTROL
Artículo siguientePRIMEROS DOS CASOS DE PERSONAS QUE CONSUMEN “KROKODIL”, LA DROGA QUE DEVORA LA PIEL, EN AGUASCALIENTES
Nacido en la ciudad de México, Luis Alfonso Díaz de la Cruz fue adoptado por la ciudad de Aguascalientes cuando apenas contaba tres años. Desde entonces se ha dedicado a crecer y a cuestionarlo todo. Se formó como psicólogo y terapeuta bioenergético y psicocorporal y ha ejercido desde el año 2009 en consulta privada, en el sector público y como docente. Es también conferencista, ilustrador y cuentacuentos. Desde su adolescencia, a manera de pasatiempo en un principio y de manera profesional después, ha escrito cuentos cortos, teniendo en la actualidad un aproximado de 200 cuentos de su autoría, siendo alrededor de 10 de ellos, cuentos infantiles. En Julio de 2018 es seleccionado ganador del 5to Premio Endira Cuento Corto, con su cuento “Resistencia”, homónimo de la antología publicada en noviembre del mismo año con los 20 cuentos finalistas del concurso, presentada en la FIL de Guadalajara. Tiene, además, un par de cuentos publicados en Amazon: "Tres meses de bonanza" y “Algodón de azúcar”; este último, de corte infantil, bajo el seudónimo de su personaje cuentacuentos: Rivelín con H. Es, además, autor del mini libro “Lobo”, que contiene tres cuentos de su autoría. Habla catalán, le va al FC Barcelona y se autodenomina fanático de los tacos de suadero.

1 Comentario

  1. Muchas gracias por compartir cuentos tan maravillosos. Semana tras semana trato de no perderme alguno. Muy buen escritor y muy buen psicoterapeuta. Gracias por ayudarme a seguir con vida y no dejar que esa “cuerda” me ate de nuevo.

Responder a Claudia Durón Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here