Ricardo Anaya Cortés se presentó en el Centro de Convenciones de la Isla San Marcos el pasado domingo 13 de mayo. Entre unos rounds de lucha libre y la Sonora Santanera, Ricardo explicó sus dos promesas de campaña a los espectadores. La primera fue una propuesta rescatada de la campaña de Enrique Peña Nieto durante su gira en 2012:

[…] para seguir atrayendo inversión, para lograr el objetivo de tener más y mejores empleos, hay una obra de infraestructura que está pendiente y que es fundamental para el desarrollo de Aguascalientes: vamos a construir el tren de carga directo de Aguascalientes hasta Guadalajara para poder conectar directamente con el Puerto de Manzanillo y con esa obra vamos a hacer de Aguascalientes, en materia automotriz, el estado más competitivo de toda la República Mexicana. Anaya 2018

Después de unos aplausos, Anaya explicó su segunda y última propuesta concreta para el estado de Aguascalientes:

Aprovechar el enorme potencial que tiene Aguascalientes para generar energías limpias. Por su ubicación geográfica, por los días de sol, por el tipo de radiación, Aguascalientes es de los estados con mayor potencial para generar electricidad utilizando los rayos del sol con celdas fotovoltaicas, con páneles solares. Eso va a generar mucho empleo, mucho trabajo y mucho progreso aquí en Aguascalientes. Vamos a hacer de Aguascalientes una potencia nacional en generación de energías limpias. Anaya 2018

En resumen, Anaya propone la creación de un tren de carga Ags-Gdl que tenga conexión directa con Manzanillo, con lo cual Aguascalientes se consolidaría como el principal centro automotriz del país; y la construcción de un sistema de páneles solares para aprovechar el alto nivel de radiación de Aguascalientes y hacerlo un estado líder en energías renovables.

La primera propuesta se percibe entre mediocre, poco creativa y abonando a más de lo mismo. Aguascalientes no necesita más armadoras, y mucho menos más empresas TIER 1, ó 2 extranjeras en el estado. Necesita involucrar al capital doméstico en la cadena de valor global, capacitando y otorgando créditos estratégicos a los industriales locales para que se puedan integrar de una manera exitosa y perdurable a la industria automotriz internacional.

La segunda propuesta es tan hueca que cuesta trabajo evaluarla, pero algo de positivo tiene: las energías limpias son el futuro. Me cuesta trabajo pensar en que se necesite la voluntad de un presidente para llevar a cabo un proyecto como un parque fotovoltaico, y por esta razón no se me hace digna de propuesta de campaña. Sin embargo, para poder entender el potencial de esta propuesta falta una mejor explicación, que nunca llegará, sobre los detalles del proyecto.

Aguascalientes es un estado con una población pequeña. Contamos con el 1% de la población del país y creo que a eso se debe la falta de interés de Ricardo en traer propuestas realmente atractivas e innovadoras. Me imagino que al 1% del electorado, hay que dedicarle el 1% de tiempo y esfuerzo para elaborar propuestas de campaña.

Económicamente, el estado necesita cambiar de la manufactura a la mentefactura. Necesitamos mover nuestro perfil económico hacia las industrias creativas, aquellas que tienen un alto valor agregado, costos marginales y altos salarios. Las verdaderas propuestas para reinventarnos, si es que queremos sobrevivir, no vendrán de Anaya, ni de López Obrador, ni del Bronco. Vendrán de nosotros, ya que, a diferencia del 1% que le podrán dedicar los candidatos, nosotros sí podemos, y debemos, dedicarle el 100% a proponer las soluciones a nuestros problemas.

Para Centuria Noticias: Luis Herrera / Daniel Figueroa

l.herrera@centuria.mx / d.figueroa@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here