Limitaron los miembros de la Asociación Australiana de Vendedores Minoristas el número de bebidas alcohólicas que las personas pueden comprar a máximo 12 botellas de vino y 48 de cerveza por persona.

Esto se hace con el fin de no generar un desabasto ya que se cerraron los negocios “no esenciales”, entre los cuales figuran los bares.

Los clientes no pueden salir con más de las cantidades especificadas de las tiendas que venden alcohol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here