El nopal pertenece a la familia de las cactáceas y se compone de más de 300 especies. Lo encontramos en todo el continente americano.

Al nopal lo podemos consumir de muchas maneras distintas: en sopa, crudo, cocido, en jugo o como postre.

Además de su delicioso y característico sabor, el nopal tiene propiedades que hacen de él un plato que no debe faltar en tus comidas. Veamos algunas de ellas.

En las personas diabéticas, el licuado de la penca fresca del nopal produce una disminución en la concentración de glucosa en la sangre, debido a la fibra que contiene y que disminuye la absorción de glucosa en el intestino y aumenta la sensibilidad de las células hacia la insulina. Es importante subrayar que los licuados de nopal no curan la diabetes, sólo ayudan al control de la glucosa.

El nopal ayuda al buen funcionamiento del aparato digestivo y contribuye a regular los niveles de colesterol en la sangre, debido a la fibra soluble que contiene y que forma parte de la baba que capta agua y regula estos niveles.

La baba del nopal (mucílago) regenera la mucosa dañada, creando una película protectora. Esto lo hace muy efectivo como antiácido.

Y por último, hay que saber que el nopal es rico en calcio, fósforo, potasio y sodio. Contiene también fibras, vitamina A, B, C y K además de proteínas vegetales. Tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

¡Que lo disfrutes mejorando tu salud!

 

Para Centuria Noticias: Gaby Escalante

g.escalante@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here