Explicó el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, que los túneles sanitizantes que se han visto en varias ciudades de México podrían tener efectos contraproducentes en la sociedad.

Entre las desventajas, Gatell señaló que el líquido desinfectante usado podría irritar la garganta y los ojos de las personas, causar daños en vías respiratorias, tos o estornudos.

Más grave aún, explicó que durante el ingreso de una persona que pudiera padecer coronavirus (COVID-19), estaría expandiendo el virus por el aerosol que se general al interior de los túneles, esto en caso de que el desinfectante sea insuficiente para inactivar al virus.

El subsecretario explicó que estos túneles sanitizantes están hechos para espacios controlados y cerrados, donde se tiene seguridad de que no hay un riesgo para los usuarios de los túneles.

“Los túneles sanitizantes tienen un riesgo. Son diseñados para procesos de sanitización controlados. En ese proceso de aerosoles se puede irritar la garganta e incluso podría tener el efecto opuesto (a la sanitización)”, explica López-Gatell

De igual manera, el gobierno federal sacó un comunicado donde se explica que no hay una evidencia sobre la eficacia de estos túneles.

Para Centuria Noticias: Axel García

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here