El día de ayer, martes 4 de diciembre, se dio a conocer que la Fiscalía General del Estado detuvo al sacerdote Flavio Ibarra Pedroza, quien había sido acusado de los delitos de violación, atentados al pudor y corrupción de menores, pues durante cuatro años abusó de un menor.

De acuerdo con la información que han aportado las autoridades, el clérigo fue detenido en la calle Hacienda Venadero, perteneciente a la colonia Haciendas de Aguascalientes, en virtud de que Ibarra Pedroza desempeñaba sus labores eclesiásticas en el templo de María Reina de Todas las Familias, ubicado en dicha colonia.

Una de las controversias que surgieron a propósito de la detención de Flavio Ibarra Pedroza surgió luego de la confusión entre la calle Venadero, ubicada en la ciudad de Aguascalientes, y la comunidad de Venaderos, de Jesús María. A este respecto, las autoridades precisaron que el sacerdote abusó del infante, quien responde al nombre de Redolfo “N”, mientras realizaba labores pastorales en la comunidad de Venaderos; sin embargo, Ibarra Pedroza fue trasladado a Haciendas de Aguascalientes. Los padres del menor interpusieron la demanda en septiembre de este año y luego de que las autoridades llevaran a cabo las pesquisas y peritajes correspondientes, se logró recabar la información para realizar la detención.

La diócesis de Aguascalientes reconoció que sabía de estos hechos y, en ese sentido, auxilió a los padres del menor a interponer la demanda. Asimismo, luego de ser cuestionados de otros casos de abuso de menores, las autoridades clericales se limitaron a responder que toda la información era proporcionada a la Fiscalía del Estado de Aguascalientes, sin dar mayor detalle de si existen otros casos abiertos con las mismas características. De igual modo, indicaron que solicitaron la intervención de la Santa Sede para que Flavio Ibarra Pedroza fuera expulsado en su totalidad de las actividades ministeriales en la iglesia católica.

Flavio Ibarra Pedroza permanece en el CERESO en espera de ser juzgado y sentenciado. Cabe mencionar que de acuerdo con el Directorio de la Diócesis de Aguascalientes, editado en 2012, Ibarra Pedroza se ordenó como sacerdote el 31 de mayo de 2009, es decir, hace casi 10 años, cuatro de los cuales violentó a un menor.

 

Para Centuria Noticias: Alberto Romero

a.romero@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here