En las últimas horas, definitivamente el tema nacional es la contratación del estadounidense Christian Pulisic, quien llega al Chelsea por la mínima cantidad de 64 millones de euros (mde). Vale decir que el conjunto del Chelsea, desde hace años, no regatea la llegada de jugadores valiosos en el mercado.

Algunos periodistas deportivos de alguna forma han sacado las garras, mediatizando el tema a algo que pueda tener más “carnita”, al llevarlo hasta Coapa, lugar en el que “presuntamente” se negocia una de las joyas que actualmente ostenta el futbol mexicano: Diego Láinez, quien pasaría, si todo se da con normalidad, al conjunto del Ajax, que es el club que ha apostado más por el jugador, a pesar de que las Águilas estarían valorando una oferta por 12 millones de dólares (mdd) para que se dé su salida con normalidad, o al menos cercana a esa cantidad. Esta cifra no es exagerada, tomando en cuenta que la cantidad de lo que vale Diego Láinez es casi una sexta parte de lo que pagaron por el estadounidense, ¿o si?

Por otro lado, también está Hirving Lozano, un jugador por el que paradójicamente no se daba un peso en aquel lejano 2014. Con apenas 18 años, Lozano debutaba ante el América en un partido en el que además lograría anotar un gol. Según Transfermarkt, el portal de transferencias más importante del mundo, no existe una gran diferencia entre estos jugadores: Hirving Lozano vale 40 mde; Pulisic tiene un valor de 50 mde a pesar de haber sido adquirido por 64 mde, es decir, 14 millones por encima de su valor actual. Hirving tiene dos clubes en su trayectoria, mientras que Pulisic solo uno: el Dortmund. Entonces la cifra no es exagerada, ¿o si?

Lo que sí es verdad es que la comparación entre jugadores de distintas nacionalidades es absurda. Por un lado, tenemos a un jugador de cepa, de calle, que seguramente se esforzó mucho para estar en el lugar valorado y, por otro lado, a un jugador que toda su vida perteneció a un club que mundialmente es conocido por vender y hacerlo bien. Los comentarios de “personalidades” periodísticas que denigran al jugador mexicano son ridículos, ¿acaso nunca han escuchado esa frase que dice que todos debemos aprender a valorarnos? ¿Por qué exportar barato al viejo continente? ¿Será que por ser mexicanos valen menos? El futbol es un negocio y lo seguirá siendo mientras se sigan pagando esas cantidades estratosféricas. Si queremos un futbol de primer nivel, tenemos que tratar al jugador mexicano de primer nivel.

 

Para Centuria Noticias: Eduardo Luévano

e.luevano@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here