Una joven de 23 años, llamada Rachael Fetter, fue diagnosticada con urticaria acuática, es decir, alergia al agua y esto no le permite bañarse diariamente por el dolor que le causa en la piel.

Esta alergia solamente le afecta a una persona por cada 156 millones en el mundo.

El año pasado empeoró cada que se lavaba las manos o se bañaba, incluso cuando la mojaba la lluvia, detalló el Daily Mail. Pero su alergia comenzó a los 18 años cuando notaba erupciones cada que se bañaba.

Tan fuerte es la reacción, que, si suda, también le aparecen erupciones en la piel que le provocan una terrible comezón y dolor; su caso es tan crítico que sólo puede beber media taza de agua al día.

De acuerdo con los expertos, la alergia al agua sólo afecta a 50 personas en todo el planeta, y en el caso de Rachel sólo puede bañarse dos veces a la semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here