Con tan solo 7 años, al darse cuenta de que su amigo de la escuela había sido diagnosticado con leucemia, busco la forma para poder ayudarlo así que como primer acción decidió raparse la cabeza, para que su amigo no sintiera pena y no sea el único en quedarse sin cabello.

“Cuando Tommy-Lee no tenía cabello me sentía triste y no quería que se sintiera solo. Le quería ayudar ya que tenía cáncer y quería que el cáncer se fuera. Me rapé para que pudiéramos ser calvos juntos”, explicó el menor en entrevista para el medio local Leicester Mercuty.”

Todo inicio cuando Tommy-Lee Hetheringtong le fue diagnisticada leucemia, al pasar el tiempo e ir perdiendo el cabello, su mejor amigo comenzó a ayudar de varias formas a Tommy-Lee, hasta que un día hizo lo siguiente.

“Llegué a casa y le pregunté a mamá si podía raparme la cabeza, así Tommy-Lee no sería el único niño sin pelo en la escuela”, dijo Olly, quien además recaudó aproximadamente 1400 euros (el equivalente a 30 mil 22 pesos) para la organización benéfica que ayuda a otros jóvenes enfermos en Leicester.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here