La piratería en los productos se presenta de múltiples maneras, ya sea con compras físicas ilegales o con el auge del internet, a través de las descargas que también incurren en lo ilegal. Algo que, como todos sabemos, es muy común en Aguascalientes. Los lugares no faltan, incluso quienes lo hacen, reconocen de antemano que sus acciones constituyen un delito y que infringen los derechos de autor.

En esta ocasión, Nintendo ha interpuesto una demanda en contra de dos sitios webs que se dedican a poner en disposición de las personas los conocidos emuladores y las ROMs de diferentes videojuegos, de los cuales muchos son de la empresa de la gran N.

Los sitios demandados fueron LoveROM.com y LoveRETRO.co, los cuales ya se encuentran cerrados temporalmente. Nintendo demandó por distribución ilegal de sus videojuegos, bajo el argumento de violación a copyright, distribución y competencia desleal. En estos sitios se presentaban más de 60 millones de descargas vinculadas al ámbito de los videojuegos pertenecientes a la marca de Nintendo.

Los dueños de Mario Bros pidieron 150 dólares por cada uno de los copyrights que han violado, además de 2 millones por cada marca, porque debió ser muy duro para ellos que la Nintendo Switch no subiera sus ventas por el anuncio del nuevo Super Smash Bros Brawl. La cifra real del total de la demanda solo será conocida hasta que se presente el juicio, pero de primeras se estiman unos 100 millones de dólares en total. Además de ello, Nintendo quiere que estas páginas cierren definitivamente.

Son acciones entendibles por parte de la empresa, pero siendo sinceros no van a poder acabar con la distribución de ROMs. La piratería es un elemento del que muchas personas se aprovechan, no porque sea barata (o en el caso de las ROMs, que son gratuitas dentro de lo que cabe, ya que estas páginas suelen lucrar de esto por la publicidad que suman a sus descargas), sino que en estos tiempos difícilmente puedes tener acceso a una consola de aquellas épocas. Tengamos en cuenta que las ROMs suelen ser de consolas viejas en su mayoría. Claro: hay tiendas especializadas en la comercialización de estas, sin dañar los derechos de autor, pero el problema radica más bien en los juegos: las ROMs dan posibilidades de tener juegos que nunca llegaron a nuestro continente o de probar las versiones que hay en otros, además han servido de base para hacer muchos fanmades, es decir, juegos creados por la comunidad a partir de las ROMs originales.

Parece que cuando se trata de lucrar con la nostalgia, Nintendo es la campeona de esto y no quiere competencia para ello. Esta podría ser una señal de advertencia para los miles de sitios que tienen ROMs almacenados.

 

Para Centuria Noticias: Axel García

s.garcia@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here