Después de que autoridades electorales se dijeron abiertas en Aguascalientes para el establecimiento de nuevas regalas que puedan contemplar una cuota mínima de candidaturas para la comunidad gay, cabe hacer algunas precisiones.

Primero que la homosexualidad no determina a las personas, el mejor escritor o escritora pueden ser heterosexuales u homosexuales, tanto como los más destacados deportistas, empresarios, científicos, artistas, y sí, incluso políticos.

En Segundo lugar, sería más discriminatorio otorgar una candidatura a una persona solo por su orientación sexual, lo indispensable es que los partidos políticos postulen a sus candidatos sin importar sus preferencias, la conducta homofóbica de los partidos políticos ha obligado a hombres y mujeres a esconder sus preferencias y hasta fingir matrimonios o relaciones heterosexuales para poder tener una carrera política. 

Y Tercero, no será con cuotas mínimas como se logrará la integración de las mal llamadas “minorías”, después tendrán que venir cuotas de candidaturas para personas con discapacidad, para madres solteras, para adultos mayores, etc; lo que debe entenderse es que no hay minorías ni mayorías, la sociedad es la suma de todos sus miembros y todos deben tener los mismos derechos y obligaciones.

En conclusión lo que necesitamos es definir las nuevas minorías; como las de los machistas, los homófobos, los discriminadores y los misóginos, entre otras, para restringir a estos su acceso a la vida pública ya así terminar con la falta de oportunidades para el resto de la sociedad.

Para Centuria Noticias: Alberto Romero 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here