A través de un comunicado, el presidente de la CEM, Rogelio Cabrera López señaló que tras la llegada de Covid-19 al país, sostuvo un encuentro con su consejo episcopal para tomar medidas preventivas.
 
“Se establecerá una campaña de oración por el bienestar de los enfermos y del personal sanitario. Suprimir el saludo de la paz dentro de la celebración de la santa misa”.
 
Agregó que los sacerdotes que brinden la comunión a los fieles católicos deberán desinfectarse las manos con gel antibacterial “y se la darán en la mano a los fieles, quienes deberán consumirla frente al ministro”.
 
Por último, el también arzobispo de Monterrey llamó a la población a mantener medidas preventivas y de higiene personal sin caer en pánico.
 
“Es importante que en la vida cotidiana, cada uno de nosotros, de manera responsable tomemos las precauciones necesarias sin llegar al pánico o la preocupación excesiva, escuchando las indicaciones de las autoridades sanitarias”.
Informador.MX

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here