Dedicado al Doctor JJDC

Como cada año, la Cena de Navidad se lleva a cabo en la casa familiar. La pierna adobada, el pavo ahumado, las papas con jamón cubiertas con queso al gratín, y la sidra y el ron que recubren las gargantas, llenan de calor el hogar y le impregnan un ambiente de festividad y armonía que permiten que el frío se olvide, al menos, por unas horas. Como cada año, también, la música suena en el reproductor y las luces y las risas inundan la casa.

Es ya una tradición institucionalizada que este año tiene una variante muy importante. En esta Navidad, Joan Cruz, también ha asistido a la cena.

El Doctor Joan Cruz, reconocido neurfisiólogo, radica en la ciudad de Barcelona y trabaja en varios hospitales de la ciudad y de las ciudades aledañas como Vic y Martorell. Es muy bueno en su trabajo; razón por la cual a su consulta llegan actores famosos, políticos, presentadores de televisión, cantantes y hasta futbolistas y los familiares de éstos. De hecho, no hace mucho, la madre del mejor futbolista que haya portado una playera del equipo local acudió de manera regular a su consulta. También ése es el motivo por el que su agenda esté tan atiborrada y tenga tan poca oportunidad de viajar, más aún si se trata de viajar allende los mares.

No obstante, este año las finanzas y la organización de su tiempo han sido bondadosas con él y la cena de Navidad la pasa en compañía de sus padres, su pareja y su hermano, un tipo bohemio que escribe artículos de interés para un periódico local y cuyas habilidades sociales no son precisamente las mejores, y sobre el cual, pareciera, se centra muchas veces el interés de sus padres, por encima del trabajo de Joan.
El Doctor Joan Cruz, reconocido neurofisiólogo, lo es solamente en la ciudad condal y en los alrededores. Del otro lado del charco, en México, su trabajo, su habilidad y su cartera de pacientes no son conocidos y él mismo ha pensado, como ya se ha dicho, que incluso a su familia no le es un tema de tanto interés, pero no importa tanto, puesto que, además de ser un excelente neurofisiólogo, es en extremo modesto y no gusta mucho de hablar acerca de su trabajo, no por el trabajo en sí, pues le apasiona, sino para mantener, como buen profesional de la salud, la confidencialidad de sus pacientes; y es éste otro de los motivos por los cuáles éstos le tienen en tan alta estima.
Sin embargo, la cena de este año parece estar más llena de luz, de alegría y de amor. Hay algo en el ambiente que parece mejorar con su paciencia y todos, incluso el bohemio antisocial de su hermano, parecen notarlo, pues incluso éste se muestra animado y ─¡vaya sorpresa! ─hasta platicador. En torno de las 10 de la noche hacen su intercambio de regalos, y para las 11, tras los abrazos llenos de buenos deseos, se descorchan las botellas y se brinda por una Noche en familia llena de Paz. Su madre y su hermano bailan juntos, su padre contempla el árbol de Navidad, y su novia, catalana, ríe mientras el Doctor Joan imita los pasos de baile de su hermano que, al no tener muchas habilidades sociales, tampoco ha desarrollado la capacidad de baile. Poco antes de la medianoche, hora en que servirán la cena, suena el timbre de la casa, interrumpiendo la cotidianeidad de la tradición establecida.
Cuando todos se miran extrañados, el joven escritor anuncia que se trata de un último regalo, que llega justo a tiempo y, tras decir esto, abre la puerta permitiendo que entre su novia, acompañada de varias personas desconocidas para la mayoría de ellos. Se trata de algunos de los principales pacientes que ha atendido el Doctor Joan en los últimos años ─la novia del escritor bohemio ha ido a recogerlos al aeropuerto ─y que han sido invitados por el escritor a compartir la cena en compañía de su familia. Todos aceptaron gustosos la invitación y al momento realizaron las faenas pertinentes para poder acudir a tan hogareño evento a la hora indicada. Ahí están dos Alcaldes, tres diputados, una actriz que aparece en diversas series y películas en Netflix, un gobernador con su escolta, un presentador de televisión que lleva más de 30 años al aire, dos cantantes referentes de España en todo el mundo, y hasta la mamá del mejor futbolista que la ciudad catalana ha tenido en sus filas. Todos vienen cargados de regalos y de una sonrisa y un abrazo calurosos que comparten al instante con el Doctor Joan Cruz, el neurofisiólogo, mi hermano, que vive en Barcelona y atiende a celebridades y familiares de futbolistas.
La cena, que mágicamente se multiplica y se multiplica, transcurre alegremente en medio de risas, charlas, chistes malos y bailables igual de malos pero la mar de divertidos. En cierto momento los cantantes interpretan a dúo una magnífica versión de “La puerta de Alcalá”, generando los aplausos de todos los presentes, y después, el escritor, su novia y su cuñada, cantan “La Bamba” generando la risa a carcajada suelta de todos.
Es una buena noche, se dice finalmente el Doctor Joan Cruz, una noche que bien podría denominarse una Noche de Paz.

Para Centuria Noticias: Alfonso Díaz de la Cruz
aldacros@gmail.com

Artículo anteriorLLAMA MUNICIPIO A HACER EQUIPO Y NO DEJAR RAMAS O MUEBLES EN VÍA PÚBLICA
Artículo siguienteSUBE EL PRECIO DE LA GASOLINA, CIGARROS Y REFRESCOS EN ENERO
Nacido en la ciudad de México, Luis Alfonso Díaz de la Cruz fue adoptado por la ciudad de Aguascalientes cuando apenas contaba tres años. Desde entonces se ha dedicado a crecer y a cuestionarlo todo. Se formó como psicólogo y terapeuta bioenergético y psicocorporal y ha ejercido desde el año 2009 en consulta privada, en el sector público y como docente. Es también conferencista, ilustrador y cuentacuentos. Desde su adolescencia, a manera de pasatiempo en un principio y de manera profesional después, ha escrito cuentos cortos, teniendo en la actualidad un aproximado de 200 cuentos de su autoría, siendo alrededor de 10 de ellos, cuentos infantiles. En Julio de 2018 es seleccionado ganador del 5to Premio Endira Cuento Corto, con su cuento “Resistencia”, homónimo de la antología publicada en noviembre del mismo año con los 20 cuentos finalistas del concurso, presentada en la FIL de Guadalajara. Tiene, además, un par de cuentos publicados en Amazon: "Tres meses de bonanza" y “Algodón de azúcar”; este último, de corte infantil, bajo el seudónimo de su personaje cuentacuentos: Rivelín con H. Es, además, autor del mini libro “Lobo”, que contiene tres cuentos de su autoría. Habla catalán, le va al FC Barcelona y se autodenomina fanático de los tacos de suadero.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here