En 2019 hubo cerca de 65 casos en que la Policía Municipal tuvo que llevar a Justicia Municipal a menores de edad que habían sido olvidados luego de sus actividades escolares, confirmó Antonio Martínez Romo.

Las excusas más comunes de los padres que no van por sus hijos son por trabajo o ya por mero descuido y se les olvida que tienen hijos.

Martínez Romo señaló que el área de trabajo social de Justicia Municipal son los encargados de valorar la excusa que den los papás cuando olvidan a sus hijos y si es una situación reiterativa podrían aplicar sanciones.

Cuando se es reiterativo, se le da vista a la Fiscalía del Estado para que el DIF valore la situación de los menores de edad.

 

 

Para Centuria Noticias: Axel García

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here