En fechas pasadas, los vecinos del Fraccionamiento San Gerardo denunciaron que carecían del servicio de agua potable, debido a que la constructora COMEBI no había liquidado el adeudo de dos millones de pesos que tenía con CAASA. Esta situación se tradujo en una seria problemática, en tanto que dos mil 500 viviendas se quedaron sin agua del 27 al 31 de diciembre de 2017; sin embargo, al revisar el escenario con más detenimiento y echar un vistazo a los datos, cerca de diez mil usuarios resultaron afectados por el inesperado corte en el servicio de agua potable.

Este tipo de problemas deberían ser motivo de preocupación para quienes viven en Aguascalientes, sobre todo si se toma en cuenta que la inversión en obra hidráulica ha disminuido considerablemente. En este sentido, la última gran inversión en esta materia se realizó en el 2012, cuando se canalizaron 276 millones de pesos para la mejora de la red hidráulica, en contraste con los 32 millones que se invirtieron en el 2016. En un lapso de 6 años, la inversión en materia hidráulica ha disminuido en más de 200 millones de pesos.

La Comisión Ciudadana del Municipio de Aguascalientes (CCAPAMA) es el organismo supervisor que se encarga de autorizar que los nuevos fraccionamientos tengan acceso al servicio de agua potable. Esta precisión es pertinente y necesaria, pues CAASA, como concesionaria, no está en condiciones de asignar el servicio de agua potable, en tanto que CCAPAMA no emita la autorización correspondiente.

Aguascalientes es de los pocas entidades donde la autorización queda en manos del Estado y, posteriormente, se delega al municipio, es decir, a CCAPAMA; no obstante, es el Estado quien se encarga de presentar un estudio de factibilidad, que determina si hay o no agua potable que garantice la subsistencia un asentamiento urbano.

El debate en torno a la presencia o ausencia de agua potable es de vital importancia; lo mismo en lo que concierne a la pertinencia de que el servicio de agua potable esté concesionado o no. Sin embargo, es fundamental que exista un trabajo coordinado y responsable por parte de las autoridades, los empresarios, la concesionaria y los especialistas en el tema, con el objetivo de que haya una revisión de fondo al tema y dejen de echarse la pelota unos a otros.

En términos generales, el tema del agua potable es un asunto que en todo momento está en condiciones de formar parte del discurso político y, por lo tanto, en una propuesta de campaña para las facciones políticas de cualquier color. Hasta el momento no ha existido una figura política o autoridad que ha sentado las bases para presentar:

  1. Situación actual del tema del agua.
  2. Beneficios o perjuicios de que el municipio tome el control del servicio de agua potable.
  3. Conviene o no conviene que CAASA siga administrando el agua; ¿qué es lo que ha aportado y aporta el municipio?
  4. La participación de los nuevos fraccionamientos, ¿se puede o no tener agua potable? ¿Cuánta agua tenemos en Aguascalientes?
  5. CCAPAMA no puede dejar que vuelva a presentarse un problema como el que surgió en San Gerardo, sino que debe dar a conocer un estatus a la opinión pública de la situación de todos y cada uno de los fraccionamientos que tienen inmuebles en venta. De este modo, la gente que tenga en mente adquirir una casa, sepa la situación de agua que se vive tanto en el fraccionamiento, como en los alrededores.

Quisiera cerrar con una precisión que formuló el investigador Álex Ricardo Caldera Ortega, en Nexos:

“Lamentablemente para Aguascalientes la politización del asunto del agua ha debilitado la posibilidad de encontrar soluciones adecuadas a la necesidad de convertir al gobierno municipal, a través de la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado (CCAPAMA), en un poderoso instrumento de la los usuarios para asegurar en todo momento incrementar la calidad del servicio, su eficiencia y la equidad en el acceso. Se requiere un marco institucional que refuerce la certeza y estabilidad en la acción de los organismos en una perspectiva mayor a la del periodo gubernamental municipal.”

 

Para Centuria Noticias: Alejandro Moreno

a.moreno@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here