Se fue la temporada 2019 de la Liga Mexicana de béisbol y con ella se quedaron varios sentimientos encontrados por parte de la afición y un servidor. Sin duda alguna el cierre de temporada con un parque de Pelota repleto de verdaderos aficionados impulsando a su equipo hasta el último out fue algo maravilloso que esperemos, se vuelva a repetir.

Seguramente hoy, comenzarán a surgir preguntas como “¿Y si el estadio hubiera estado así siempre? ¿Y si los Rieleros hubieran jugado de la misma forma siempre? ¿Y si no hubieran cedido a Vargas y a Campana?”…

Lo cierto, es que hoy los Rieleros de Aguascalientes terminaron su participación en la LMB 2019 y aún está la incógnita por saber si seguirán en Aguascalientes, a pesar de que la tendencia actualmente apunta a que se quede la franquicia en casa.

En opinión personal, creo que hoy en día debemos aceptar que las decisiones deportivas en la mayoría de las ocasiones no dependen del cariño que le tenga la gente a un jugador o a un manager, sino de los números que se reflejan en las estadísticas que día a día se actualizan dentro de la Liga, hubo momentos malos, demasiados momentos malos, pero también nos llevamos varias cosas positivas.

Con la salida de José Vargas, Tony Campana y Cristhian Presichi se elevó el sentimiento de enojo por parte de la afición, sin embargo ese mismo enojo logró tapar la llegada de otros jugadores, en el caso de Danry Vázquez, un jugador Venezolano que llegaba con buenos carteles siendo el campeón de bateo de la Liga del Norte y que se desempeñó de buena forma con los Rieleros tomando el lugar de Tony, por otro lado, Juan Carlos Pérez, jugador muy querido por la afición de Monclova y que, del mismo modo no fue aceptada su despedida de la novena del Acero.

El caso de Saúl Soto, jugador clave para la novena local y que en esta temporada logro entrar al club de los 400 dobles, metiéndose a una prestigiosa lista de peloteros legendarios para la Liga Mexicana de Béisbol. Marc Flores llegó el día de ayer a los 32 Home Runs en su último turno al bat, con tremenda línea por todo el jardín derecho, que ponía al riel a tan solo una carrera de Durango. Michael Wing que de no ser por las lesiones hubiera llegado sin problemas a los 30 vuelacercas en la temporada, además de ser un tremendo infield para los de casa.

Uno de los casos más complicados se dio en la loma de Pitcheo, Sanabia, Ambríz, Valverde, no lograron su objetivo y fueron dados de baja de la organización, en el caso de Sanabia cedido a prestamo con los Bravos de León, sin embargo llegaron lanzadores que desde el primer momento y al menos en la segunda mitad de temporada lograron el objetivo poniendo al equipo en rachas positivas. Néstor Molina, Maikel Cleto, Ernesto Zaragoza, Dani Díaz, José Valdez y el mismo Anthony Carter, que a pesar de tener un comienzo un poco raro, el ritmo lo alcanzó y se convirtió en un cerrador de mucha confianza para Feliz Fermín.

Como muchos saben, un servidor estuvo colaborando tanto en el programa oficial y en las transmisiones para radio y televisión en RyTA, una experiencia inolvidable y dura de realizar, acompañando a Gabriel Castañeda, profesional y maestro en muchos sentidos. Tuve la oportunidad de volver a coincidir con Emmanuel Reyes dentro de un espacio deportivo, misma que le agradezco tanto a el, como a Arturo Reyes y todo el personal de Radio y Televisión de Aguascalientes por brindarme uno de mis mayores retos.

Sin duda alguna una de las mejores experiencias que he tenido en mi vida profesional, también hubo momentos malos, momentos en que como aficionado, entiendes un poco el sentimiento de nostalgia de los seguidores y en verdad que recibir la aceptación de cada uno de los aficionados es muy complicado, razón por la cuál seguí y seguiré trabajando para poder brindar una mejor transmisión jugada a jugada si en un futuro se me vuelve a dar la misma oportunidad.

Y es así como termina esta temporada, no con una derrota de los Rieleros, termina con 3 grandes juegos, con un mes lleno de alegrías luego de las malas noticias, con unos Rieleros que eliminaron a los Tecolotes, con grandes jugadores entregando el corazón en cada una de las jugadas, y si no lo creen regresen un poco al domingo pasado, juego en el que no se jugaba nada en contra de los Algodoneros y sin embargo nos regalaron los extra innings que se cruzaron con la hora nacional. Nos vamos con los gritos de cada uno de los cubeteros que a pesar de no tener gente, siempre estaban en su lugar, en su posición sin cruzar los brazos. con las porras del burrero y con el gran ambiente que se vivió ayer en el Romo Chávez.

Porque señores, Rieleros no es una persona, no es un periodista de 23 años, ni los medios de comunicación, Rieleros somos todos. Nos vemos el próximo año.

 

Para Centuria Noticias: Eduardo Luévano

e.luevano@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here