Cada 8 de marzo, instituciones públicas y privadas se rasgan las vestiduras para hablar de lo buenas que somos las mujeres y todos nos externan sus felicitaciones por el solo hecho de ser mujer y ya.

La realidad es que, aun con los discursos, con las flores y las canciones de este 8 de marzo, la mujer sigue siendo blanco de ataques, violaciones, secuestros, vejaciones, discriminación y una serie de acciones que nos siguen poniendo en desventaja.

Y no es algo que yo afirme a rajatabla -aunque estoy de acuerdo con estas aseveraciones-, sino que las cifras evidencian que todavía es necesario trabajar más en este ámbito.

Para este 2018, se estima que hay 699 mil 395 mujeres en Aguascalientes; sin embargo, en cuestión de servicios, formación y empleo continúan como una notable minoría.

Por ejemplo, de esta cifra, 140 mil 205 mujeres reciben servicios de educación básica, en contraste con los 145 mil 162 varones. A simple vista, los números no son tan distantes unos respecto de otros, pero hay quienes argumentan que, a causa de que las mujeres son mayoría, no es posible hablar de una situación de inequidad.

Por otro lado, si se revisa el reporte de fuerza laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, de la totalidad de trabajadores que no reciben remuneración, el 65% son mujeres. En el caso de las empresas que fungen como empleadoras cabe señalar que sólo una de cada 5 es de una mujer.

Las mujeres trabajadoras representan una minoría entre los asalariados que perciben menos ingresos, pues dos de cada tres son mujeres. El escenario es más dramático en el caso de quienes perciben mayores salarios: de cada cuatro trabajadores que perciben 5 salarios mínimos o más, una es mujer; y si el sueldo supera los 10 salarios mínimos, de cada 10 trabajadores, otra vez, una es mujer, una cifra muy inferior respecto del promedio nacional.

Para el 2016, en el país, de acuerdo con datos del INEGI, el 75.3% del valor del trabajo no remunerado en labores domésticas y de cuidados en el hogar fue realizado por mujeres

Si vamos a las cifras de seguridad, la cifra es alarmante, ya que 9 de cada 10 mujeres en Aguascalientes han sufrido violencia por lo menos una vez en su vida, independientemente de su estatus social o económico.

Al analizar todas estas cifras, sigo pensando: ¡¿qué carajos estamos celebrando?!

 

Para Centuria Noticias: Sara Villa

s.villa@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here