El plan de austeridad que será implementado dentro de la próxima administración federal por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, ha causado escozor y urticaria en lo que ahora se conoce como la burocracia dorada. Sí, esa que por muchos años ha gozado de grandes sueldos, que oscilan entre los 200 mil hasta los 600 mil pesos mensuales, como es el caso de los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Los altos funcionarios públicos se dan vida de reyes, con viajes al extranjero y viáticos, choferes, vales de gasolina, automóvil, partida para vestimenta y reuniones, pago de teléfono o como en el caso del INEGI que hasta chef personal tienen en la oficina de la presidencia, todo a costa del erario, que es dinero de la gente, es decir, del pueblo.

Toda transformación requiere de sacrificio. Los altos funcionarios deben entender que estar en el servicio público es un honor y no un negocio, que se viene a servir y no a servirse. Si su objetivo es amasar fortunas es recomendable buscar otros horizontes o bien dedicarse a emprender un negocio propio. Mientras ellos se dan vida de jeques árabes, la mayoría de la población carece de lo más indispensable, cuando ésta es la que los mantiene con el pago de los impuestos. Además, en muchas de las dependencias públicas, quienes atienden a las personas no tienen el menor espíritu de servicio y hasta se dan el lujo de discriminar a la gente.

Dentro de los 50 puntos del plan de austeridad republicana, AMLO predicará con el ejemplo ya que el punto número 8 describe: “El Presidente de la República ganará menos de la mitad de lo que recibe en la actualidad EPN, sin ningún tipo de compensaciones.”

La inercia del PRI y del PAN era utilizar al gobierno como una bolsa de trabajo para familiares y amigos. Esta situación provocaba lo que en el estudio de la administración pública se llama “chambismo”, es decir, a pesar de que alguien carecía de la capacitación correspondiente, los estudios o la experiencia para desempeñar el cargo, se le otorgaban puestos directivos, en una designación que obedecía a decisiones políticas, lo que afectaba el desempeño, la eficiencia, la calidad y el servicio del área o dependencia en cuestión. En suma, estas situaciones desplazaban al personal capacitado, al mismo tiempo que generaban un profundo descontento y frustración; no obstante, los partidos obtenían como gran fruto la lealtad y servilismo de los chambistas.

En el punto 22 se contempla reducir a la mitad todos los sueldos de los altos funcionarios públicos que ganen más de un millón de pesos anuales, de tal forma que se busca ahorrar dinero para invertirlo en el crecimiento y desarrollo del país para mejorar las condiciones de vida de las familias. De esta manera, el plan de austeridad republicana contiene, entre otros puntos, el combate a la corrupción dentro de los siguientes puntos:

1.- Reforma al artículo 108 de la Constitución para que el presidente de la República en turno pueda ser juzgado por delitos electorales y actos de corrupción.

2.- Suspendidos todos los fueros para los funcionarios públicos.

3.- Reformar la Ley para considerar delitos gravestráfico de influencias, la corrupción, la asociación entre funcionarios y particulares para cometer fraude a la Hacienda Pública. El robo de combustibles y el fraude electoral.

4.- La Fiscalía general contará en los hechos con absoluta autonomíano recibirá consigna alguna de la Presidencia de la República.

5.- La Fiscalía electoral garantizará que las elecciones sean limpias y libres.

6.- La Fiscalía anticorrupción será garante para acabar este mal que tanto ha dañado a México.

Para ahorrar recursos y canalizarlos a programas sociales y de fortalecimiento del mercado interno los puntos importantes son;

9.- No habrá adquisiciones de vehículos nuevos para funcionarios.

10.- No se comprarán sistemas de cómputo durante el primer año de gobierno.

11.- No habrá más de 5 asesores por Secretaría del Gobierno Federal.

12.- Solo tendrán secretarios particulares los secretarios del gabinete.

13.- No habrá bonos. El salario será integral.

14.- Los gastos de viáticos se limitarán a lo indispensable.

15.- Se suprimirá toda partida para gastos médicos privados.

16.- No habrá caja de ahorro especial.

17.- No se viajará al extranjero sin la autorización de secretarios y la partida correspondiente se limitará a lo indispensable.

18.- Serán cancelados los fideicomisos y cualquier otro mecanismo para ocultar fondos públicos.

19.- Con la excepción de los funcionarios directamente relacionados con la aplicación de políticas de seguridad pública ningún otro contará con guardaespaldas.

23.- Nadie podrá utilizar aviones o helicópteros privados. Se venderá la flotilla de aviones y helicópteros del gobierno federal. Se conservarán los vehículos aéreos para la protección civil y ambulancias aéreas.

24.- Serán canceladas las pensiones a los expresidentes de la República.

25.- Quedará prohíba la utilización de vehículos oficiales y otros bienes públicos para asuntos particulares.

Finalmente en la parte administrativa los puntos a destacar son los siguientes:

44.- Las compras del gobierno se harán de manera consolidada y con transparencia.

45.- Los contratos de obras del gobierno se llevarán a cabo mediante licitación pública con la participación de ciudadanos y observadores de la ONU.

46.- No habrá partida para los Diputados o Senadores.

47.- Ningún funcionario público podrá recibir un regalo cuyo valor exceda los 5 mil pesos.

48.- No se autorizará la contratación de despachos, ni asesores y consultores para la elaboración de proyectos ley, planes de desarrollo, informes ni cualquier tipo de análisis.

49.- En las relaciones comerciales o financieras internacionales se dará preferencia a las Empresas originarias de países cuyos gobiernos gocen de honestidad.

50.- Se revisarán los contratos suscritos con empresas nacionales o extranjeras que hayan sido otorgados bajo la corrupción y se llevarán al Congreso.

Es así como el plan de austeridad republicana y de transformación de la vida pública pretende colaborar al renacimiento de nuestro país, lograr un México más justo e igualitario, con paz social y progreso, con ética y conciencia social, porque no puede haber un gobierno rico con pueblo pobre, ¡la cuarta transformación está por llegar!

 

Para Centuria Noticias: Jenny Parra

jennifer.kristel.parra@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here