El plátano, conocido también como banana o guineo, es una fruta proveniente de regiones tropicales y subtropicales, compuesto de hidratos de carbono, fibra, potasio, magnesio y vitaminas A, C y E.

Sus azúcares, glucosa, dextrosa y sacarosa, se transforman en energía inmediata, de ahí que sea muy recomendable para recuperar energía o como alimento entre comidas, además de ser reconocido como la cura más rápida para los molestos calambres que se presentan como consecuencia de una deficiencia de potasio, sustancia que el plátano contiene en cantidades importantes.

Tiene una cantidad muy pequeña de grasa (0.2g/100g), y está libre de colesterol.

Presenta acción astringente, debido a la presencia de taninos por lo cual es recomendable en situaciones de diarrea.

Otra propiedad de los plátanos, relacionadas con el aparato digestivo, es su efecto alcalinizante que lo hace funcionar como un gran antiácido natural y es auxiliar también en los casos de estreñimiento, debido a la fibra que contiene.

Debido a su contenido de triptófano, aminoácido que nuestro organismo convierte en serotonina, se ha asociado al plátano con la mejoría de los estados depresivos.

Muchas personas asocian el plátano con la gordura, debido a que tradicionalmente se les da a las personas con bajo peso pero, ojo, se les da mezclado con crema y azúcar las que por sí solas engordarían a cualquiera. No hay que olvidar que un plátano nos aportará alrededor de 100 calorías, menos que una galleta dulce y con mucho más valor nutricional.

 

Para Centuria Noticias: Gabriela Escalante

g.escalante@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here