A tan solo unos días de que haya muerto una ballena por ingerir más 80 bolsas de plástico en Tailandia, este 5 de junio se celebra, o mejor dicho, se observa el Día Mundial del Medio Ambiente. De acuerdo a la ONU, cada año se usan 500 mil millones de bolsas de plástico, además, en la última década se produjo más plástico que en todo el siglo pasado y más del 50% de este plástico es de uso sencillo. Es decir, algo que tarda 500 años en degradarse solo se usa una vez y se descarta en la mayoría de las ocasiones.

De acuerdo a un estudio de la OCDE, una gran parte del agua que llega a las ciudades se pierde en fugas. Por ejemplo, en la CD de México se pierde alrededor del 40%, y en lugares como Chiapas hasta el 70%… quién sabe cuánto se perderá en Aguascalientes pero parece seguro estimarlo en algún punto entre estos dos últimos datos. Por si fuera poco, se calcula que el 70%  del agua en México se usa en el campo, y es ahí mismo donde se lleva a cabo el mayor desperdicio pues muchos de los agricultores emplean técnicas de riego tradicionales.

De igual manera, la Gran Mancha de Basura del Pacífico, un conjunto de basura flotante entre Hawái y California, descrita como “más grande que Texas” está compuesta en su mayoría por equipo de pesca industrial descartado. No por los popotes que usaste el viernes en los tacos, o las botellas de plástico que usaste por no comprar un termo para el gym.

Es decir, la mayor parte del agua que se desperdicia se debe a fugas en la red o malas prácticas en el campo y la gran cantidad de basura en el océano, a la industria pesquera.

¿Cómo podemos entonces hacer nuestra parte por el medio ambiente? La respuesta no es sencilla, y va más allá de dejar de usar o volver a usar ciertos productos. Nos toca exigir una mejor regulación ambiental a nuestros legisladores ya que ellos llevan en su agenda las peticiones de la ciudadanía, promueven reformas o crean leyes atendiendo a la popularidad del tema. Nos toca sumarnos a grupos de defensa del medio ambiente y exigir una mayor responsabilidad ambiental a las empresas. Empezar en el hogar es una buena estrategia, una excelente disciplina y pone nuestro granito de arena. Sin embargo, si queremos evitar que este mundo se vaya al carajo, necesitamos poner más que un granito de arena.

Para Centuria Noticias: Daniel Figueroa

d.figueroa@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here