En mi casa tengo armada una serie de rompecabezas de monstruos amigables.

Cada uno de ellos está colgado en una pared diferente, engalanan la casa cuando llegan las visitas y la vigilan cuando yo no estoy.

Cuando estoy durmiendo, en cambio, es diferente. Para cuando estoy profundamente dormido, alrededor de un par de horas después de que me marcho a acostar, con total sigilo los monstruos salen de sus respectivos rompecabezas, me toman con sumo cuidado, me desarman en varias piezas y me revuelven enérgicamente para después armarme pieza a pieza, de la misma manera en que yo los armé a ellos.

No estoy seguro de que lo hagan a diario pero sí puedo afirmar que lo hacen con relativa frecuencia. Dos o tres veces por semana no es para nada extraño encontrar a los costados de mi cama alguna pieza suelta: un dedo, un párpado, el lóbulo de la oreja izquierda, la nariz…

Yo recojo las piezas y las acomodo en su sitio antes de iniciar mis actividades del día sin decirles absolutamente nada. Probablemente, no lo sé, si se enteran que conozco su secreto, dejarían de lado sus correrías nocturnas (así como su vigilancia) para convertirse, ahora sí, en meros elementos decorativos.

 

Para Centuria Noticias: Alfonso Díaz

aldacros@gmail.com

Artículo anteriorRECONOCE MARTÍN OROZCO SENSIBILIDAD  Y LEGADO DE ADRIÁN VENTURA
Artículo siguienteCLUB NECAXA REALIZÓ ANÁLISIS CLÍNICOS PARA LA DETECCIÓN DE COVID-19
Nacido en la ciudad de México, Luis Alfonso Díaz de la Cruz fue adoptado por la ciudad de Aguascalientes cuando apenas contaba tres años. Desde entonces se ha dedicado a crecer y a cuestionarlo todo. Se formó como psicólogo y terapeuta bioenergético y psicocorporal y ha ejercido desde el año 2009 en consulta privada, en el sector público y como docente. Es también conferencista, ilustrador y cuentacuentos. Desde su adolescencia, a manera de pasatiempo en un principio y de manera profesional después, ha escrito cuentos cortos, teniendo en la actualidad un aproximado de 200 cuentos de su autoría, siendo alrededor de 10 de ellos, cuentos infantiles. En Julio de 2018 es seleccionado ganador del 5to Premio Endira Cuento Corto, con su cuento “Resistencia”, homónimo de la antología publicada en noviembre del mismo año con los 20 cuentos finalistas del concurso, presentada en la FIL de Guadalajara. Tiene, además, un par de cuentos publicados en Amazon: "Tres meses de bonanza" y “Algodón de azúcar”; este último, de corte infantil, bajo el seudónimo de su personaje cuentacuentos: Rivelín con H. Es, además, autor del mini libro “Lobo”, que contiene tres cuentos de su autoría. Habla catalán, le va al FC Barcelona y se autodenomina fanático de los tacos de suadero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here