Plaza de las Tres Centurias: Si no sabes qué hacer el fin de semana, este parque temático es una muy agradable opción. Está ubicado en la Alameda, en el barrio de la Estación. Aquí podemos ver la interesante historia ferroviaria de Aguascalientes, así como el lugar donde se construyó la primera locomotora hecha en México. El espectáculo de las fuentes danzarinas hace las delicias de niños y adultos y además. La entrada es gratis.

Extrañas disposiciones: Jeremy Bentham, filósofo británico de los años 1800, donó toda su fortuna al University College Hospital, ubicado en Londres, pero impuso una condición: que su cuerpo fuera embalsamado y presidiese todas las reuniones de la directiva del hospital. Su deseo fue cumplido, ya que lo heredado no era de despreciarse y así, presidió las juntas de la dirección del hospital durante los siguientes 92 años.

Boston se comunica: El primer teléfono que se usó en el mundo fue en Boston, Massachusetts, en 1878. La primera línea telefónica fija estadounidense se estableció entre Nueva York y Boston en 1892.

Tiendas generalistas: Los grandes almacenes, supermercados y cadenas de tiendas surgieron a mediados del siglo XIX y el primer centro comercial del mundo se construyó en 1896 en el Roland Park de Baltimore en los Estados Unidos.

De plantas: La palma talipot, originaria del sudoeste asiático, llega a crecer hasta 25 metros y vive entre 60 y 100 años, lo curioso es que florece solo una vez en su vida y, poco después de la floración, muere. Sus flores semejan grandes plumeros blancos. Produce aproximadamente 12 millones de flores y 500 kg de semillas.

Un eficiente músculo: Nuestro corazón late 100 mil veces al día y, con cada latido bombea 70 mililitros de sangre, o sea, 5 litros de sangre por minuto. Cuando nacemos, el corazón pesa aproximadamente 25 gramos y ya en la edad adulta va de los 250 a los 350 gramos.

A propósito de corazones: Las lombrices de tierra tienen 10 corazones repartidos a los lados de su cuerpo.

Humor intelectual: Iba un átomo caminando por la calle, con cara de preocupación. Un átomo amigo lo ve y le pregunta:

-Amigo, ¿por qué tan preocupado?

-Es que perdí un electrón –responde el átomo.

-¿Estás seguro?

-Sí, estoy completamente positivo.

 

Para Centuria Noticias: Gabriela Escalante

g.escalante@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here