Un día como hoy, 12 de julio, pero de 1978, la Liga Mexicana de Béisbol registró en sus libros de historia uno de los capítulos más brillantes de los que se tenga memoria, el pitcher Horacio “Ejote” Piña se plantó con autoridad en el montículo de los Rieleros de Aguascalientes y lanzó el segundo juego perfecto de la historia del béisbol mexicano.

Horacio Piña, oriundo de Matamoros, Coahuila, en un juego nocturno ante los Diablos Rojos del México, puso su nombre con letras de oro no sólo en la historia de Rieleros, sino del béisbol mexicano, al conseguir, después de 84 lanzamientos, un juego perfecto.

Los cronistas de la época cuentan que, sobre el final del partido, faltando únicamente un out para la proeza, se acercó a batear Antonio Villaescusa  y, después de un intento de toque en el primer lanzamiento para romper lo que el bateador pensaba que era una blanqueada, el manager corrió a su jugador y entablaron el siguiente diálogo:

“¿Ya sabes lo que está haciendo Horacio?”

“Sí, señor, nos está blanqueando.”

“Está lanzando juego perfecto, ¡batéale como hombre! Entonces, si le conectas, bueno; si no le conectas no le toques la pelota, dale oportunidad de que si le das el hit, bueno, pues que se haya quedado solamente en que estuvo a un paso del juego perfecto, pero no le toques la pelota: está haciendo una hombrada y si le podemos ayudar vamos a hacerlo, a final de cuentas vamos a ser perdedores, pero la historia va a registrar el juego perfecto contra uno de los equipos de mayor tradición, como es el tuyo y el mío.”

Así pues, Horacio Piña despachó 27 outs para ser vitoreado durante toda la noche del 12 de julio y la madrugada incluso del 13, con un Rieleros que hizo historia al conseguir además el título de la Liga Mexicana de Béisbol ese año y convertirse en la plaza de la liga que impuso un récord de asistencia.

40 años de historia, 40 años del capítulo más brillante del béisbol de Aguascalientes y aquí en Centuria Noticias rendimos un homenaje, para que a las generaciones que lo vivieron se les vuelva a enchinar la piel y para que los nuevos aficionados nunca olviden las grandes glorias de nuestros Rieleros.

 

Para Centuria Noticias: Arturo Reyes

a.reyes@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here