Sentencia en contra de amparo interpuesto por expresidenta del STJE otorga la razón a quienes siempre la tuvieron

Al decidirse, en última instancia, la controversia interpuesta por Gabriela Espinoza en contra del Congreso del Estado, con motivo de la determinación del fin de su periodo como Magistrada del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Aguascalientes (STJE), la justicia federal privilegia la razón en un tema eminentemente jurídico, considera el diputado local Quique Galo.

De esta manera, añade, se legitima la decisión tomada por la anterior Legislatura Local, donde se dictaminó que, conforme a la ley, había llegado el momento de un relevo en el Poder Judicial estatal.

Lejos de los dichos emitidos sobre el particular al calor de los intereses personales y de grupo por algunos actores políticos, explica Quique Galo, el tema no se analizó de manera personal en ningún momento. Por el contrario, siempre se transitó por la vía jurídica, conscientes que las partes involucradas están obligadas en todo momento a un cumplimiento absoluto de la ley.

“Se acudió a la última instancia, cuyos integrantes, en pleno uso de su autonomía y facultades, determinaron si la licenciada Castorena tenía o no la posibilidad de continuar en el cargo. Ya se tomó la decisión y debe ser acatada”, señala.

Quique Galo reconoció finalmente en el Poder Judicial de Aguascalientes a un órgano de impartición de justicia cuyos integrantes han cumplido a cabalidad con las funciones constitucionales que tiene encomendadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here