El Museo Espacio será el recinto para el sexto concierto de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes (OSA), que se celebrará este viernes 7 de julio en punto de las 8:30 pm, bajo la dirección artística del Iván López Reynoso.

El programa de este concierto contempla un excepcional repertorio musical al presentar piezas de compositores de gran trascendencia. La primera parte del concierto estará conformada por obras de Bedřich Smetana, compositor reconocido como el padre de la música checa, de quien la OSA interpretará “Mi Patria”, segundo movimiento del poema sinfónico titulado El Moldavia, así como una suite de la ópera La novia vendida, es decir, la Obertura, como otros fragmentos dancísticos de la misma. Estas piezas constituyen una representación simbólica de la historia, leyendas y paisajes de la patria natal del compositor. Hay que recordar que Smetana compuso “Mi Patria «El Moldavia» No. 2” en medio de una difícil enfermedad que, a pesar de todo, no frenó su ímpetu musical. La ópera La novia vendida también atravesó por diversas problemáticas, pues en más de una ocasión se pospuso su estreno, incluso, el propio Bedřich Smetana no fue invitado originalmente al estreno, pero de último minuto logró asistir y observarla desde el palco del director de la orquesta. En aquel entonces la ópera fue aceptada por el público y en más de una ocasión se dice que solicitaron la presencia de Smetana en el escenario, junto a la orquesta, para poder aplaudir su pluma. A continuación, mostramos algunas ejecuciones que otras orquestas han hecho de estas piezas musicales tan representativas del repertorio de Bedřich Smetana:

(La orquesta filarmónica de J. L. Moreno interpreta “El Moldavia”, del poema sinfónico Mi Patria)

(Obertura de La novia vendida, con Mariss Jansons y la Berliner Philharmoniker)

(Polca de La novia vendida)

Para la segunda parte del concierto, la OSA interpretará la Sinfonía No. 6 Patética Opus 74 en Si menor, del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky. Esta obra es particularmente controvertida en el repertorio de Tchaikovsky, pues para algunos musicólogos esta obra constituyó la válvula de escape a su homosexualidad reprimida. Al parecer, el compositor mantenía una relación platónica con su sobrino, a quien, de hecho, le dedica la sinfonía. Esta hipótesis se sostiene, además, con la sensualidad que posee la propia pieza musical, que sugiere este amor prohibido. Es muy importante señalar que el término “patética” significa ‘propio de las emociones o pasiones humanas’ y no ‘ridículo’, con base en su etimología griega: pathos = pasión. De ahí que esta sinfonía tenga como tema medular el destino de los seres humanos. A este respecto, la sinfonía parece alentar la idea de que alguna manera, quizás dentro de nuestra ingenuidad, podemos retar, hasta apostar, con el destino. Como se puede apreciar, la música carece de género y atiende justamente a las pasiones humanas, que tampoco tienen género. Es por demás llamativo este programa de la OSA, que sin planearse, coincide con la negativa del H. Congreso del Estado para discutir el punto de acuerdo para la aprobación del matrimonio igualitario. Mientras que nuestras instituciones se muestran renuentes al diálogo, las Bellas Artes desde siempre han sido el subterfugio en donde las emociones, las pasiones humanas encuentran sosiego.

(Herbert von Karajan & Wiener Phil)

Hacemos una atenta invitación para que asistan al Sexto Congreso de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes.

Para Centuria Noticias: Alejandro Moreno / Germán Gis
a.moreno@centuria.mx / g.gis@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here