Siempre se nos ha recomendado beber dos litros de agua al día, pero es importante que conozcas las consecuencias de excederse en el consumo del agua.

Debes de tener cuidado de no convertirte en una persona obsesionada con el agua, de esas que vemos todos los días con una botella de agua que rellenan constantemente a lo largo de la jornada.

El profesor Mark Whiteley, cirujano vascular y fundador de la Clínica Whiteley en Londres, opina: “beber más agua de la que debemos durante un período de tiempo prolongado puede modificar la química del cerebro de tal manera que éste espere una cantidad excesiva de agua”. Esto nos convertiría en adictos, con las consecuencias indeseadas del exceso:

-Sudoración excesiva.

-Calambres musculares.

-Cansancio.

-Náusea.

-Dolor de cabeza.

-Bajos niveles de sodio, que causan somnolencia y pérdida de agilidad mental.

-El agua en exceso reduce los niveles de potasio y esto altera el ritmo normal del corazón.

Los especialistas están de acuerdo en que dos litros al día son suficientes para mantener el equilibrio en nuestro organismo. Estos dos litros incluyen todos los fluidos que ingerimos: café, té, leche, jugos de frutas y el agua que contienen todos los alimentos. El único fluido que no cuenta es el alcohol, ya que por su efecto diurético puede provocar deshidratación.

Cada persona es diferente y, por lo tanto, cada requerimiento de agua es distinto para todos. Recuerda que los dos litros son un promedio y, en caso de duda, consulta a tu médico.

Para Centuria Noticias: Gaby Escalante

g.escalante@centuria.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here